Jazztel 20 pegas (8)

43 comentarios
TIMADORA DE ESPAÑA (TDE): (Grabación) Bienvenido a Telefónica, Línea de Atención Personal. Solicite información sobre nuestras ofertas de ordenadores. Si desea información sobre números de teléfono marque el 11822.

El 11822 es un timo. El 11818 también es de Telefónica pero ése no lo publicitan nunca. ¿Por qué? Porque es más barato. El negocio se lo da el 11822. Si mal no recuerdo, llamando desde cabinas el 11818 es gratis. Más información en este sitio imprescindible.

TDE: (Pausa musical. Vuelve la grabación) Descríbanos el motivo de su consulta.

TELEOPERADOR (TO): Es un motivo más o menos de este tamaño.

TDE: (Grabación) Diga las nueve cifras de su teléfono.

TO: Las nueve cifras de su teléfono.

TDE: (Grabación) Un momento, por favor. Le va a atender uno de nuestros operadores.

Nunca hago caso a esas grabaciones. Se supone que están para que cuando le llegue la llamada al teleoperador éste ya sepa quién llama y por qué, su número de teléfono, el titular de la línea, dirección, quién le gusta y todas las verdades, pero al final siempre, siempre me toca repetirle al teleoperador los mismos datos que le doy al robot, lo que me demuestra que el teleoperador no los mira o que el robot no sirve para nada.

Sigue la música. Mucha música. El 1004 siempre tarda en atenderte. Que yo recuerde, tienen call-centers por varias ciudades españolas y hasta en Marruecos, pero en total no deben ser más de diez operadores, porque llames a la hora que llames no te libra ni Dios de hartarte de la sintonía corporativa.

Pongo el manos libres mientras espero y me voy a la habitación. Hago la cama, recojo mi ropa limpia, la que mi chica ha dejado por el suelo, los zapatos de mi chica, las gomas del pelo de mi chica y un par de libros de mi chica. Me preparo un café y enciendo un cigarro. Vuelvo al escritorio y repaso blogs. Apago la colilla del cigarro. Me afeito.

TDE: Buenas tardes, le atiende la Operadora Conprisas. ¿En qué puedo ayudarle?

TO: Buenas tardes. Le cuento. Tengo una línea ADSL con...

TDE: Entonces tiene que llamar al 902 3...

TO: 57 000, lo sé. Pero espere. No es un ADSL de Telefóncia sino de Jazztel. Lo que ocurre...

TDE: Entonces debería llamar a Jazztel.

TO: *MUTE ON* ¡Calla, coño! *MUTE OFF* Ya he llamado a Jazztel pero no es tan fácil. Se trata de unos cortes de sincronía que seguramente *MUTE ON* -según un teleoperador de Jazztel que soluciona los problemas a ojeo, como los cazadores- *MUTE OFF* están causados porque en mi domicilio no hay PTR ni splitter, sino una clema de cerámica de las que se ponían hace más de treinta años. Lo que quiero es que envíen a un técnico que me ponga un PTR, ya que es parte de la línea externa.

TDE: Ya, pero si es un problema de ADSL tendrá que ser Jazztel quien se lo solucione, que es su proveedor.

TO: Sí, señorita, pero Jazztel no va a hacer nada hasta que no se descarte que el problema es la falta de PTR.

TDE: Pero aún así, señor, tendría que ser su proveedor quien le pusiese el PTR.

TO: Aaah, ya entiendo. O sea, que tiene que venir un técnico de Jazztel a mi casa y ponerme un PTR en mi domicilio, ¿verdad?

TDE: Eso es.

TO: ¿Quieres decir que otra compañía tiene que encargarse del mantenimiento de vuestras líneas?

TDE: Eeh... ¿Cómo?

TO: ¡Que la línea es vuestra! ¡Que el cable es de Telefónica! *MUTE ON* A ver si el router me lo va a tener que configurar McDonald's. *MUTE OFF*

TDE: Eeh... Eh... Un momento, por favor.

Música. Hala, a consultar al coordinador. Recuerdo que cuando estaba en el 902 357 000 odiábamos a los del 1004, porque en cuanto oían las letras ADSL nos reenviaban la llamada sin molestarse en escuchar más. Y a lo mejor era un tipo que quería contratarlo, cosa que les tocaba a ellos.

TDE: Señor, en cualquier caso lo único que tiene usted contratado con nosotros es una línea telefónica. Por tanto, el mantenimiento que hace Telefónica es sólo para garantizar el correcto funcionamiento del teléfono.

TO: ¿Y...?

TDE: Pues que cualquier actuación, cualquier cambio de equipo solicitado por el cliente se factura aparte.

TO: No me jodas.

TDE: Sí, señor.

TO: ¿Sí me jodes?

TDE: Sí, seño... Quiero decir no, señor. Me refiero a que...

TO: Déjalo. ¿Y cuánto me costaría?

TDE: Aproximadamente unos 36 euros más IVA.

TO: ¡Jof, ejem, cof, cof...! Ay, no me dé esos sustos que me atraganto. Ay... ¿Y me puede decir cuánto cuesta aproximadamente el PTR?, porque si eso lo pongo yo.

TDE: No se vende en tiendas.

TO: ¿Que no se vende en...? Bueno, dejémoslo. Una última cosa, esto me cuesta porque mi teléfono funciona, ¿verdad?

TDE: Sí, señor.

TO: O sea, que si algún día, Dios no lo quiera, dejase de funcionar, me lo arreglarían sin ningún coste, ¿verdad?

TDE: Sí, señor, eso va incluído en el mantenimiento de línea que paga usted en cada factura.

TO: Entiendo, gracias.
TURORIAL:
CÓMO CONSEGUIR UN PTR BY THE FACE

Paso 1. Desconecte los cables de la clema de cerámica de su instalación y empálmelos con cinta aislante para seguir teniendo línea. Coloque la clema sobre una superficie dura a la que no tenga especial cariño.

Tutorial 1

Paso 2. Abra la aplicación Quitapenas 1.0 y seleccione la herramienta Filtro > Disolver.

Tutorial 2

Paso 3. Calcule el ángulo de inflexión adecuado, la distancia y la potencia necesarias.

Tutorial 3

Paso 4. Aplique el filtro tantas veces como sea necesario hasta conseguir un efecto parecido a éste:

Tutorial 4

Paso 5. Llame a Telefónica e informe de la "avería".

TDE: Bienvenido a Telefónica Línea de Atención Personal. ¿En qué puedo ayudarle?

TO: Pues verá, señorita, que no sé qué ha pasado pero se ha roto la clema que enlaza la línea exterior con la interior de mi domicilio.

TDE: ¿Se refiere al PTR?

TO: ¿PTR? Huy, ¿y eso qué es? Lo que yo tengo es más antiguo. Es como las cositas de plástico con que se conectan los cables eléctricos, ¿sabe?

TDE: Sí.

TO: Pero de cerámica. De momento, he empalmado los cables con cinta aislante y tengo línea *MUTE ON* y ADSL, *MUTE OFF* pero claro, esto así no parece correcto, ¿no?

TDE: No, claro. Un momento, que le tomo nota. Lo más seguro es que le pongan un PTR, que es lo que se usa ahora, porque lo que tiene usted ya es muy antiguo.

TO: Ah, ¿sí? Bueno, a mí me da igual, mientras funcione el teléfono...

TDE: No se preocupe. Veamos... ¿La dirección es la misma que la de facturación?

TO: Sí, señorita. Calle Fifth Pine.

TDE: Muy bien, en uno o dos días irá un técnico a cambiárselo.

TO: Estupendo. Pero oiga, esto no me costará nada, ¿verdad?

TDE: No, el mantenimiento de la línea está cubierto en la factura.

TO: Mira qué bien. Pues muchas gracias.

TDE: De nada.

Y dos días después vino un técnico y me puso un PTR. Y me confirmó que un PTR no "amplifica" el ADSL ni mejora en absoluto su rendimiento, como afirmaban en Jazztel, que los viejos PCR sí podían dar problemas, lo cual ya sabía yo desde mi época en Tíscali, y que lo más probable es que los cortes de sincronía estuviesen causados por un filtro mal puesto en la centralita de mi barrio. Pues hala, a pedir a Jazztel que pida a Telefónica que envíe un técnico ahora que sí, que ya tengo PTR y que está bien puesto.

PD: El tutorial es aplicable exactamente igual si uno quiere cambiar de teléfono. Si tenéis en alquiler un teléfono Forma de Telefónica y queréis un Domo (ése que tiene pantallita para ver qué número te llama, que almacena más teléfonos y varias pijadas más) hay dos caminos: a) pidiéndolo y pagándolo o b) esperar a que "accidentalmente" se os caiga el teléfono y se rompa una palanquita, una tecla o la carcasa. Entonces viene un técnico y te lo cambia, pero como Telefónica ya no pone Formas, te colocan un Domo by the face. A mí -accidentalmente, claro- me pasó dos veces.

Jazztel 20 pegas (7)

28 comentarios
Esta historia, cuyo incierto final aún está por conocer, empezó con el mes de diciembre. Si no he hablado antes de ella ha sido porque, primero, estabáis todos esperando lo de Gas Natural, y segundo, no fue hasta finales de diciembre que creció lo suficiente como para escribir vaya usted a saber cuántos capítulos. Pero vayamos al comienzo de los tiempos.

PUÑETERO TELEOPERADOR RESABIADO (PTR): Bienvenido al Equipo Jazztel, le atiende el Puñetero Teleoperador Resabiado. ¿En qué puedo ayudarle?

TELEOPERADOR (TO): Buenas tardes. Tengo muchas pérdidas de sincronía en el router, de duración variable y aleatorias.

PTR: Muy bien, ¿me puede decir su teléfono, por favor?

TO: *MUTE ON* "Muy bien", dice. *MUTE OFF* Mi teléfono es 902 FUK OFF.

PTR: ¿A nombre de...?

TO: A nombre de Mamá de Teleoperador.

PTR: ¿Dirección?

TO: *MUTE ON* Caray. *MUTE OFF* Calle Fifth Pine.

PTR: ¿Me puede confirmar el DNI del titular, por favor?

TO: Confirmado: lo tiene.

PTR: ¿Perdón?

TO: Nada, que es 00000000T.

PTR: Ajá, gracias. Y su nombre para dirigirme a usted es...

TO: Señor.

PTR: Dígame.

TO: No, que mi nombre es... Déjalo. Que me llamo Teleoperador, que soy el hijo de la titular, el mayor, como 1,80 de alto y algo más de 80 kgs pero estoy a dieta, que más bien corta pero gorda y juguetona. ¿Quieres también mi DNI, mi grupo sanguíneo, mi marca de los 100 mts lisos, el móvil de mi novia...?

PTR: Eh, eh... No, no, claro. Bien. Me dijo que tenía pérdidas de sincronía, ¿verdad?

TO: Sí, desde hace un par de días y de forma aleatoria.

PTR: Ajá, bien... ¿Es cuando hace algo en concreto?

TO: No, es aleatorio.

PTR: Quiero decir si es cuando descuelga un teléfono o cuando abre algún programa en concreto.

TO: Ya sé lo que quieres decir, por eso te digo que es aleatorio.

PTR: Ajá. ¿Qué tiene abierto en este momento?

TO: ¿¡Sabes lo que significa aleatorio!?

PTR: Perdón, sólo intento...

TO: A ver, muchacho, que no responde a ningún patrón específico. No coincide con descolgar un teléfono, ni con que me llamen, ni con hacer nada en concreto con el eMule, ni con el mayor o menor ancho de banda que esté consumiendo. Simplemente salta la alarma del router, está sin sincronía entre cinco y quince minutos y luego vuelve, sin más.

PTR: Ya... Ya... Bien, esto... ¿Tiene algun programa de descarga de archivos en este momento?

TO: *MUTE ON* ¿Pero es que siempre me tienen que tocar a mí los novatos? *MUTE OFF* Sí, el eMule, y dudo mucho que el eMule esté colapsando el ancho de banda, porque con la basura de 6 Mb que se supone que tengo con vosotros sólo alcanza picos de 30. Pero da igual, ¡te digo que sin eMule también ocurre!

PTR: Ya, ya... Bien... Un momento, por favor.

Musiquita. La Conga Cargante. Me lo imagino pasando páginas en el argumentario que les dan para las llamadas, a ver qué toca ahora. Apuesto por a) revisar la configuración del router y b) comprobar los microfiltros.

PTR: ¿Perdone?

TO: Perdonado.

PTR: Por favor, abra la página del router y vamos a revisar la configuración.

TO: No.

PTR: ¿Perdón?

TO: Perdonado, pero no voy a revisar la configuración del router porque si fuese por la configuración del router la sincronía se iría del todo, para siempre, como la madre de Marco. O se quedaría siempre, como el cuñado de "Médico de Familia". Pero no iría y vendría, salvo que sea un router con vida propia. Además, te digo que sólo ocurre desde hace un par de días y hace un par de días yo no cambié la configuración del router.

PTR: Eh... Eh, bien. Bien... Entonces, si puede...

TO: No. No voy a comprobar los microfiltros. Están bien puestos. Hazme caso, lo más seguro es que sea de la centralita y que tengáis que pasarle el aviso a Telefónica.

PTR: Oh, ya... Bien, entonces... Un momento, por favor.

La Conga Cargante. Lo bueno de llamar al 900 808 908 de Jazztel es que es multitarea: hasta que empiezas a entrar en materia te da tiempo de hacerte un café, echar un meo, cortarte las uñas, ducharte, hacer la compra, conocer a una chica, casarte y tener hijos.

PTR: Por favor, ¿me puede decir si tiene PTR o splitter?

TO: Ni uno ni otro. No tengo más que una clema.

PTR: ¿Perdón?

TO: Una clema de cerámica normal y corriente.

PTR: ¿Quiere decir un PCR?

TO: No, no quiero. Quiero decir una clema. Como las de plástico que se usan para empalmar cables eléctricos... pero de cerámica. Esta instalación tiene unos 30 años y no hay ni PTR. De hecho, podría quitar los cables de la clema y empalmarlos con cinta.

PTR: Pues es eso.

TO: ¿...? ¿Qué es eso?

PTR: La clema.

TO: ¿Qué le pasa a la clema?

PTR: Que eso es lo que le está provocando la pérdida de sincronía. Necesita un PTR.

TO: ...

PTR: ¿Señor?

TO: ¿Puedes pasarme con otro operador, por favor?

PTR: No, señor, no puedo transferir llamadas.

TO: Ah, ¿no? Pues otras veces me habéis transferido a otros servicios... Bah, déjalo. Mira, la clema no es porque la clema no hace más que unir dos cables, que es lo mismo que hace el PTR.

PTR: En realidad, señor, un PTR lo que hace es amplificar la señal de la línea telefónica, garantizando así una mejor conexión ADSL.

TO: *MUTE OF* Ole. *MUTE OFF* No. Un PTR hace lo mismo que una clema sólo que además tiene una clavija RJ11 para comprobar si en caso de avería ésta está fuera o de dentro de la vivienda.

PTR: No, señor, un PTR es imprescindible para que le funcione el ADSL.

TO: Qué curioso, porque llevo cuatro meses con ADSL sin PTR.

PTR: Sí, bueno, a veces también funciona. Pero no podemos garantizarle en servicio de calidad hasta que Telefónica le ponga un PTR.

TO: Y entonces sí me garantizáis un servicio de calidad.

PTR: Eso es.

TO: ¿Por escrito?

PTR: ¿Qué?

TO: Que si me lo garantizas por escrito.

PTR: Eh... Eh... No creo que...

TO: Ni yo, pero me temo que hasta que no tenga PTR no me vas a dar otra solución, ¿verdad?

PTR: Es que seguramente es ése el problema, señor. Ya verá incluso cómo el eMule le corre bastante más. Es porque el PTR amplifica la línea.

TO: A ver si luego el teléfono me va a dejar sordo.

PTR: ¿Cómo?

TO: Nada, que a pasarlo bien.

PTR: Gracias por llamar al equipo Jazztel.

Paso de discutir porque total, se trata del eMule. Y al fin y al cabo, yo también quería quitarme de enmedio esa guarrada de clema y que me pusiesen un PTR. Ahora a pelearme con Telefónica. Los cortes de sincronía siguen.

Café, periódico y spam

25 comentarios
Hoy es domingo por la mañana, día del Señor. Del Sr. Acetil Salicílico, del Sr. Ibuprofeno y del Sr. Paracetamol para los que salísteis anoche. Día de compras en centros comerciales clónicos. Día del bricolage casero. Día de las tapitas, día de amigos, día de estudiar o de lo que sea. Pero no es día de enviar e-mails masivos sobre temas que tú crees sesudos a gente que no conoces, con la que nunca te has escrito y que sólo te ha dedicado críticas.

A las 9:31 de la mañana, que se dice pronto, Enrique Castro, no Quini sino el otro, me envía a mi correo un texto titulado "La importancia de una Red de blogs. El porqué de Red de Blogs Socialistas", que estaba yo en un sinvivir preguntándome eso mismo: "¿Por qué tuvísteis que hacerlo?". Por supuesto, no hay un "estimado teleoperador", ni un "te envío esto por si te puede interesar", ni un "me gustaría saber tu opinión"... Nada. Y a pesar de que es exclusivamente el mismo artículo que ha colgado en su blog no me envía un enlace, no: me envía el texto íntegro. O sea, spam.

Lo primero del mensaje es la cabecera del blog de Enrique, y lo segundo es un larguísimo artículo sobre la evolución de Internet como medio de comunciación entre personas, todo ello adornado con el jacarandoso castellano que suele emplear la izquierda española: mucho posicionamiento, mucha temática, mucho todos y todas, diputados/as y demás estridencias. Lo mejor para un domingo por la mañana. Pero debo reconocer que tiene momentos deliciosos:
Cualquier usuario y/o visitante puede comentar o rebatir los contenidos de un post, generando la existencia de debate, pudiendo ser contestado por el autor del blog, y viceversa. Generando una discusión y por lo tanto un interés entre grupos de usuarios. De ahí surgieron temáticas y/o especializaciones diversas,
Se te olvida añadir, Enrique, que cualquier opinión Y/O comentario de cualquier usuario Y/O visitante puede ser aprobado Y/O filtrado por el autor del blog, como haces tú, generando la existencia de censura Y/O cargándote el principal valor de Internet, la anarquía Y/O caos con que nació y creció, y que cada cual seleccione según su propio criterio.
Red de Blogs Socialistas es una nueva forma de hacer política en el ciberespacio. Como rezaba nuestro video promocional, "nuevas formas de expresarnos y de comunicarnos". Donde desde Diputados/as, Senadores/as, Alcaldes/as, Concejales/as, Cuadros dirigentes, y militantes de base de nuestro partido, simpatizantes, y militantes socialistas de Latinoamérica, que sin utilizar el manto del anonimato en la Red, nos dirigimos a través de nuestras bitácoras a todo aquel o aquella que nos quiera leer.
En esto del anonimato/a es donde Prosopopeyo/a empieza a relamerse. Pero yo creo que Enrique tiene razón/a. Hay que dar la cara y los anónimos/as no tenemos derecho/a a hablar ni a ser escuchado/a. Quique, cuentas con mi apoyo/a para silenciarnos/as. Tienes mi modesto/a permiso/a para eliminarme de tu lista de contactos/as, para no enlazarme nunca ni participar en mi blog/a. Por cobarde y por anónimo/a. Hazme sufrir... por favor.
Ahora Red de Blogs Socialistas va a ser un Portal, donde se van a integrar en un mismo formato varias funcionalidades. Un planeta / agregador de blogs federados a nuestra Red, como expresión dinámica de todos los contenidos de nuestras bitácoras federadas. Una bitácora colectiva, como lo ha sido hasta ahora, por que queremos mantener el mismo formato. Una web informativa, donde indicaremos las distintas actividades de carácter presencial que iremos desarrollando en distintos enclaves de nuestra geografía. Un foro de debate abierto a la participación de los internautas, que versará sobre temáticas diversas. Encuestas, estadísticas, calendario de eventos...y muchas cosas más.
Este párrafo tan redicho se puede traducir por "un portal con enlaces, una bitácora colectiva, convocatorias, foro, encuestas, estadísticas y muchas cosas más".

Después, tras los agradecimientos, viene el párrafo más inquietante:
Portal que me vais a disculpar, los primeros en verlo serán los y las miembros de Red de Blogs Socialistas...hasta entonces un saludo desde Santiago de Compostela rosa de piedra.
En el blog de Enrique este artículo aparece publicado hoy a las 8:33, y a mí me lo ha enviado a las 9:31, sólo una hora después. O sea, que debo haber sido de los/as primeros/as en recibirlo/a. ¿¡Estoy en la lista de miembros de la Red de Blogs Socialistas!? Cualquier día me veo enlazado por los de Hazte Pipí.

Pero aún falta el mejor detalle. En el e-mail sólo estoy yo como destinatario, quiero creer que porque nos ha puesto a todos como copia oculta. ¿Y saben ustedes cómo me tiene Enrique Castro en su lista de contactos?

Enrique Castro

Y un saludo desde Madrid bocata de calamares.

La calidad de Qualytel

87 comentarios
¿Recuerdan ustedes cuando escribí Un tema serio, para variar, sobre los teleoperadores del SUMMA? ¿Y la segunda parte, Un tema mucho más que serio? En el primero enlazaba a Urgencias S.A., blog de uno de los teleoperadores del 061, que contaba anécdotas, circunstancias y puteos varios que sufren los teleoperadores de este servicio de emergencias sanitarias, o sea, la gente que algún día -Dios no lo quiera- pueden tener tu vida en su mano y en su pinganillo. Gente, además, que no trabaja para la Comunidad de Madrid ni para el SUMMA sino para Qualytel, una de las más infames empresas de telemierding.

El autor del blog tenía tanta voluntad como falta de apoyo por parte de sus compañeros, únicamente preocupados por encontrar otro trabajo, cumplir sus horas, recoger sus cuatro habas o seguir con sus estudios. O todo ello. ¿Y cómo voy a reprocharles esa falta de interés? ¿Cuánto puede durar el sentido del deber cuando nadie lo valora, te respeta ni lo recompensa? Tan escaso apoyo recibió que el blog no se actualiza desde el 29 de octubre.

Pero los comentarios de la última entrada sí. Copipego el último, del pasado martes.
Trabajo como operador en un servicio de emergencias perteneciente a la Comunidad de Madrid, SUMMA 112, sin embargo yo pertenezco a una empresa privada que llena sus arcas a costa de sus trabajadores.

Jornada de trabajo: de lunes a domingo y se cubren las 24 horas del día, también los festivos (desde las 20.00 de la tarde) por los que cobro un pequeño plus pero a cambio no obtengo el día remunerado que marca el convenio.

Hay meses que llego a los 800 € con la paga extra prorrateada, menos mal, que si no….

¡Ah! mi contrato es de telemarketing, pero mi derecho a hacer huelga se acaba cuando mis superiores me pasan una nota indicando que debido a lo esencial de este servicio hemos (los trabajadores) de cubrir el 100% de servicios mínimos, se que se trata de un servicio de emergencias, pero no sus operadores. Aunque el convenio colectivo así lo contempla, se nos niega siquiera la categoría de gestor, dónde si se incluyen los operadores de emergencias, es decir soy igual que aquel que da de alta su servicio de telefonía. Igualito.

¿en que quedamos? ¿Soy o no de emergencias? Para la huelga si, para el sueldo, no.

¿Hablamos de las instalaciones dónde trabajamos?

A veces llegas a trabajar y no hay ni una silla en condiciones, la que no tiene el elevador roto, tiene el respaldo o está infestada de ácaros y otras especies que creíamos extinguidas. La iluminación no tiene término medio, excesiva o insuficiente, ventilación nula, no podemos abrir las ventanas, no contamos con material de oficina, el boli lo traemos de casa, reposapiés en mal estado, las CPU en el suelo, el suelo lleno de cableado, mesas que cojean y cubiertas de ordenadores que no funcionan o de monitores que parpadean sospechosamente. Los teclados, por el uso, han perdido parte de sus teclas o no tienen ya las patas para inclinarlos, la solución: papel y celo y las teclas repasadas a mano, o si no, te lo imaginas.

El aire acondicionado es un caos: un rato lo pasamos a 35 grados y otros con la bufanda. El sistema de aire es “inteligente”, vale pues que aumente el coeficiente intelectual o ¿es muy caro?

Ahora se han instalado cámaras que graban a los operadores, locutores y médicos en nuestro puesto de trabajo. Nos preguntamos que pensarían si esta cámara se instalara en el despacho del gerente. ¿Para cuándo las nominaciones? ¿No es esto un reallity?

A veces se cae el sistema informático, ¿cómo puede un servicio así, de emergencias, no tener un servidor alternativo? Tranquilos el trabajo lo sacamos; con boli (el de casa) y papel.

Disponemos de unas carpetas físicas con toda la información necesaria para desempeñar nuestro trabajo por que la base de datos de aplicación informática hace años que no se actualiza; concretamente 2 carpetas que compartimos todos los operadores, aunque si sólo hay 7 operadores en turno (número habitual durante las noches que cubrimos la atención para TODA LA COMUNIDAD DE MADRID) nos sobran.

El turno de noche acumula en ocasiones hasta 10 noches seguidas sin librar, o librando un solo día cada 15, la libranza de dos fines de semana mensuales, respetada después de llevar a juicio a la empresa, no permite un descanso fundamental para desarrollar un trabajo de éstas características.

La llegada de las nóminas provoca ataques de pánico ¿Cómo es posible que con un sueldo anual de unos 14.000€ se retenga hasta un 27% por IRPF? Los “ajustes” que la empresa Qualytel hace con nuestras retenciones se solventan haciendo una declaración de la renta el año siguiente aunque no estamos obligados a hacerla por que no llegamos al mínimo establecido por ley.

Lo normal, por tanto, es compatibilizar varios trabajos que nos permitan vivir, bueno, el tiempo que nos queda entre trabajo y trabajo.

Aún no sabemos por qué el SUMMA no tiene operadores “propios” como el CECOP o el famoso 112 y subcontrata piratas del telemárketing como Qualytel y a nadie parece importarle, excepto cuando hay una demora de una UVI y alguien muere…

...Continuará...

La mítica aventura de Gas Natural Servicios (y 3)

61 comentarios
Tac, tacatá, taca, taca, tacatá.

Estoy sentado en mi escritorio frente al ordenador. En pantalla, Google. Tecleo búsquedas.

Tacataca, tacatá.

Hoy es mi quinto día sin calefacción ni agua caliente. Esta es la peor semana de heladas en muchos años, según cuenta la televisión a diario.

Tac, tac, tacatá.

Cuatro días duchándome con agua calentada al fuego y un cacito. Hasta he perfeccionado la rutina. Incluso he descubierto formas de ahorrar agua: soy capaz de ducharme con siete litros escasos. Soy el orgullo del Ministerio de Medio Ambiente.

Tac, tacatá, tac, tac.

Puedo confirmar que el frío es bueno contra el envejecimiento de la piel. Ahora parezco más joven. Mucho más. Tanto que ayer mi madre intentó ponerme pañales. Los rechacé: la orina me ayudará a calentarme.

Tacatá, tac, tac.

También leí que el frío aumenta el vigor sexual pero no he podido confirmarlo. Mi novia está bajo cuarenta capas de ropa y cualquier intento de quitarle una sola puede terminar en matanza. Empiezo a olvidar su rostro.

Tacatá, tac, tac, tacatá.

Eso sí, la CPU nunca estuvo mejor refrigerada. Y los tacatás no son las teclas: son mis dientes.

Primer resultado. Con ustedes, el Consejo de Administración del Grupo Gas Natural SDG, asedejé:

Gas Natural

En este otro enlace aparecen dos direcciones, una en Madrid y otra en Barcelona. En ambas el teléfono es el mismo 902, o sea, la empresa de telemierding subcontratada con la que llevo peleando cuatro días, la de "sus técnicos están llegando", la del "tomo nota", la que me colgó el teléfono... El enemigo.

El Consejo de Administración está en Barcelona, así que hay que encontrar el teléfono real de ese edificio de Puerta de l’Àngel, 22. Vuelta a Google. Busco una cadena más corta para facilitar los resultados: "l'Àngel, 22"+telf. El teléfono que aparece es 93 402 51 00. Termina en 00, como suelen las centralitas, buena señal. También aparece el de Madrid, 91 589 30 00. Estupendo. Hago una última búsqueda: "presidente de Gas Natural Servicios". Ahí está: Joan Palau i Pernau.

Empiezo a marcar el teléfono de Barcelona… y me detengo. Cuelgo. Esto no va a funcionar. Detrás de ese número lo más probable es que haya una sola teleoperadora, una vez que estas empresas han subcontratado la mayoría de llamadas que reciben. Por tanto, sólo tengo un intento para conseguir que me pase con el despacho de Joan Palau, pues en una segunda llamada reconocería mi voz y ya estaría prevenida. Si dudo, si me pregunta el motivo y no resulta… ¿Y si Joan Palau no está en ese edificio? Al fin y al cabo, preside una más de las compañías del Grupo Gas Natural, puede que esté en otra dirección. Tengo una idea. Marco el número de Madrid.

Gas Natural Servicios (GNS): Gas Natural, ¿buenos días?

Pongo mi mejor tono de resolución y mi mejor acento catalán:

TELEOPERADOR (TO): Hola, bon día, trucu per falar… Ay, perdoni, ¡perdona!, que no me daba cuenta de que llamaba a Madrid. Soy Carles Puigcerdá y quería hablar con Joan Palau, pero no sé si ha llegado ya o aún está en Barna. ¿Que me lo puedes decir?

Nótese la pregunta empezando por la conjunción que, al horrísono estilo catalán.

GNS: No, aquí no está. Debe seguir en Barcelona.

Por su tono de hastío y la forma de vocalizar Barcelona compruebo que ha colado, me ha tomado por catalán. Y debe ser uno de tantos conciudadanos bobos a los que el catalán les parece un insulto.

TO: Ah, bien, bien, así podré verle en persona. Oye, pues muchas grac… Hey, espera. ¿Tendrás ahí el teléfono de su despacho? Es que centralita comunica hace rato.

GNS: Un momento, por favor.

Música. Mierda. Maldición. Música. ¿Me va a pasar la llamada? ¿Con quién? ¿Y quién sería este tío? Coñocoñocoño…

GNS: ¿Oiga?

TO: ¿…Sí?

GNS: ¿Tiene para apuntar?

TO: (Respiro) Sí, digui…

GNS: 93 xxx xx xx.

TO: Oye, moltes gràcies.

GNS: De nada.

TO: Adeu, ¿eh?

GNS (paladeando cada letra): A-d-i-ó-s.

Clic. Buf. Qué nervios, leches, es la primera vez que tengo calor en cuatro días. Pero lo he conseguido, lo tengo. Ya es mío. Todo mío… Slurp.

GNS: Bon día.

TO: Bon día. ¿Hablo con el despacho de Joan Palau i Pernau?

GNS: Sí.

TO: *MUTE ON* Ay, ay, calma. *MUTE OFF* Supongo que estoy hablando con su secretaria, ¿verdad? *MUTE ON* Venga, alégrame el día. *MUTE OFF*

GNS: Sí, ¿quién es?

TO: Mi nombre es Teleoperador. El Teleoperador. Le llamo desde Madrid. *MUTE ON* Y soy el que te va a joder la mañana. *MUTE OFF*

GNS: ...Ajá. ¿De alguna empresa…?

TO: *MUTE ON* Una empresa muy difícil, amigo Sancho. *MUTE OFF* No, soy un particular, un cliente más de Gas Natural.

GNS: Aaaah... Ajá.

TO: *MUTE ON* Ya te lo ves venir, pero es demasiado tarde. *MUTE OFF* Les llamo a ustedes porque el teléfono 902 que tienen para Emergencias, por así llamarlas, hace tiempo que demostró su inutilidad.

GNS: Perdón, no entiendo.

TO: *MUTE ON* Entenderás, ya verás cómo entenderás. *MUTE OFF* Permítame que se lo explique. Hace cuatro días me reventó la caldera por una helada. Una hora más tarde un técnico me cerró la calefacción y la llave de paso general del agua. Desde entonces, para poder lavarme, cocinar o fregar tengo que abrir esa llave de paso el tiempo justo de llenar un cubo, y mientras tengo que poner otro bajo la caldera para que el chorro que cae no dañe el piso del vecino. Y por supuesto, el circuito de la calefacción está clausurado. Así que en esta semana de heladas históricas estoy sin calefacción ni agua caliente y mi madre y yo empezamos a sentirnos como Walt Disney. El Servicio de Presuntas Urgencias que tengo contratado lleva cuatro días asegurándome que los técnicos que me lo van a reparar están llegando a mi casa, lo que confirma que el tiempo y el espacio son relativos.

GNS: Perdón, ¿ha dicho cuatro días? ¿Hace cuatro días que está sin gas?

TO: Asombroso, ¿eh? En esos cuatro días, los técnicos... perdón, los chavales del 902 no han sabido darme ningún dato concreto, lo poco que me han dicho era mentira y hasta me han colgado el teléfono. Y me han confirmado…

GNS: Perdón, ¿que le han colgado?

TO: *MUTE ON* Ay, se asombra. Qué entrañable. *MUTE OFF* Sí, señora, me han colgado. Y me han confirmado que estoy pagando unos 95 euros anuales por un servicio que consiste en cortar el gas, porque la reparación tarda hasta 48 horas, bastante más de lo que tardaría en venir el técnico que tengo a dos manzanas de mi casa. Y para colmo ni siquiera cumplen esas 48 infames horas. En estos cuatro días calculo que he hablado con el 902, sin exagerar, unas veinte veces. Todas esas llamadas, todas y cada una, las he ido transcribiendo en un documento que ya tiene unas ocho páginas. Ahora son las doce de la mañana. Si en 24 horas no tengo funcionando la caldera, enviaré una copia de ese documento a la OCU, a FACUA y demás asociaciones de consumidores que encuentre, a la Oficina del Consumidor del Ayuntamiento de Madrid, a la Oficina de Defensa del Consumidor de la Comunidad de Madrid, a todos los periódicos de tirada nacional, al programa SER Consumidor de la Cadena SER y demás emisoras de ámbito nacional, a cada miembro del Consejo de Administración de Gas Natural y a los miembros de los Consejos de Administración de las empresas accionistas de Gas Natural. Después adjuntaré información sobre cómo darse de baja de Gas Natural y datos de contacto de todos los competidores de Gas Natural y lo enviaré todo a unas dos docenas de foros de Internet y a todos mis amigos y familiares, y después haré unas cien fotocopias para distribuirlas por los edificios del barrio.

GNS: Eh... Eh, bueno, si me permite...

TO: Espere, que ya acabo. Esto es lo que ya tenía decidido hacer anoche. Pero yo he trabajado de teleoperador, así que sé un poco sobre cómo funcionan los 902. Y pensé que al fin y al cabo hasta ahora no había hablado nunca con Gas Natural sino con la empresa de telemarketing que tienen ustedes subcontratada para atender el 902 y ahorrarse salarios, Seguridad Social, formación y demás.

GNS: Bueno, verá...

TO: Y pensé que antes de liarla iba a darles a ustedes, directamente a ustedes, una oportunidad. Hagan ustedes lo que hagan le confirmo que ya me han perdido como cliente. Pero quiero darle a Joan Palau i Pernau, presidente de la compañía Gas Natural Servicios, la que me ha abandonado como Dios abandonó a Cristo, la oportunidad de enmendar el enmierdamiento causado por las subcontratas con las que ustedes trabajan. Quiero darle esa oportunidad antes de dirigirme a los jefes de los jefes de su jefe. Y quizá el plazo de 24 horas es un poco precipitado, pero piense que para mí ya será el quinto día de frío siberiano. Ya no tengo por qué ser más generoso, ¿no le parece?

GNS: N-no, no, claro... Quiero decir, eh, verá... Ante todo, quiero expresarle mis más sinceras disculpas por las molestias por las que está usted pasando. Tiene usted razón y no hay ningún motivo, eh, ningún... ninguna explicación… Quiero decir, que la situación en la que se encuentra usted es totalmente inaceptable.

TO: *MUTE ON* Oh, sí, bien, sigue así, por favor. *MUTE OFF* Me alegra oírlo.

GNS: Lamento profundamente esta situación y quisiera pedirle... Si pudiese concederme usted unas horas... ¿Podría usted darme sus datos personales, sus datos de cliente?

TO: Sí. Soy El Teleoperador, DNI 00000000T y teléfono 902FUKOFF. Y mi contrato es el 000000.

GNS: Bien, sí. Por favor, permítame que haga un par de llamadas y enseguida le vuelvo a llamar para solucionarle este, este... esta lamentable situación.

TO: *MUTE ON* "Lamentable situación", tú sí que sabes satisfacer a un hombre. *MUTE OFF* Por supuesto. Ya le he dicho: 24 horas hasta mañana a las doce de la mañana.

GNS: No se preocupe, hoy mismo le vuelvo a llamar. Y le pido otra vez mil disculpas.

TO: *MUTE ON* Mil, nada menos, una detrás de otra. *MUTE OFF* Se lo agradezco, pero se las daré cuando mis radiadores resuciten.

GNS: Lo comprendo, lo comprendo.

Clic. Respiro hondo. Enciendo un cigarro. Aspiro profundamente. Sonrío. Y transcribo la llamada. Dos horas después suena el teléfono.

GNS: Soy Secre Taria, la secretaria del Sr. Palau. Ya me he informado exactamente de la situación de su avería y... bueno, lo primero de todo es expresarle una vez más nuestras más sinceras disculpas por todas las molestias que le estamos causando.

TO: *MUTE ON* "Disculpas", no me canso de oírlo. *MUTE OFFf* Gracias.

GNS: No sé cómo ha podido ocurrir esto pero es totalmente inaceptable. Esta actuación se ha llevado muy mal, muy mal, y tiene usted todo el derecho a estar molesto.

TO: *MUTE ON* Ah, hermosas palabras, tanto tiempo anheladas. *MUTE OFF* Gracias.

GNS: He hablado con el Servicio de Urgencias y Atención al Usuario para decirles claramente que esto no es aceptable, que esta no es forma de trabajar.

A alguien le ha caído una colleja desde muy arriba. La Colleja, con mayúscula. Espero que haya dado con la cabeza en la mesa.

GNS: También he hablado con los responsables de las asistencias para asegurarme de que mañana mismo a primera hora un técnico se desplace a su casa para solucionarle definitivamente esta avería.

TO: Mañana.

GNS: Sí, sí, permítame. He intentado que fuese hoy pero, como usted mismo ha dicho, esta es una semana de heladas históricas y todos los técnicos y empresas con los que trabajamos están saturadísimos de trabajo.

TO: Ya.

GNS: Aún así, he dicho claramente que haya lo que haya su avería tiene que atenderse mañana a primera hora. Y nuevamente le ruego mil perdones por no poderla solucionar hoy mismo. De hecho, si estuviese en mi mano estaría arreglado no hoy, sino hace tres días. Por eso le pido nuevamente perdón, pero le garantizo que mañana a primera hora…

TO: *MUTE ON* Basta, basta, no sigas disculpándote que me voy. *MUTE OFF* Y yo le agradezco sus disculpas y su atención. Sin embargo, el plazo que le he dado sigue en vigor y acaba mañana a las doce. Supongo que comprenderá que con lo que he pasado estoy siendo más que comprensivo.

GNS: Sin ninguna duda. Y usted tenga por seguro que me voy a encargar personalmente de que esto esté solucionado antes de las doce de la mañana.

Al día siguiente a las 8:50 de la mañana sonó el timbre. Al abrir, en la puerta había un... un... No sé cómo describirlo... ¡UN TÉCNICO! ¡Era un técnico de Gas Natural! Alto, guapo, perfectamente afeitado y con el uniforme impoluto. Parecía de anuncio. Me daban ganas de comérmelo a besos. Y con qué aplomo, con qué seguridad dijo que venía a... a... Ay, madre... ¡A arreglarme la caldera! ¡A mí! ¡A un mortal!

Qué soltura, qué profesionalidad, qué garbo para abrir la caldera, la maleta de herramientas, mirando las piezas… A las 9:10 dijo que iba a comprar la pieza que había reventado por la helada, la que provocaba la fuga de agua. Le vi salir de mi casa temiéndome lo peor... ¡pero no! A las 9:40 estaba de vuelta. Qué emoción, parecía el anuncio de los turrones El Almendro, como el hijo capitán de barco que vuelve por Navidad tras meses sin verlo.

A las 10:00 había terminado. Apenas media hora de trabajo. Tras cinco días esperándolo casi me supo a poco. Rellenó la hoja de trabajo y me la dio a firmar. Casi le morreo. A las 10:15 los radiadores resucitaron. A las 10:20 me duché... ¡con agua caliente! El agua se mezclaba con mis lágrimas de emoción. A las 11:00 sonó el teléfono.

GNS: Soy Secre Taria. Tengo entendido que ya se ha reparado su avería. Quería confirmarlo.

TO: Pues sí. Hace un rato que se marchó el técnico, los radiadores calientan, el agua caliente ha vuelto, los pájaros cantan y las nubes se levantan.

GNS: Ah, estupendo. Me alegra oírlo.

TO: Pero como le dije, esto no cambia mi decisión de darme de baja.

GNS: Ya, ya... Lo entiendo.

TO: Por muy bien y muy rápidamente que usted me haya atendido, no resulta aceptable que para recibir el servicio que contrato tenga que pelear durante cuatro días con incompetentes y recurrir a trucos para llegar hasta el presidente de la compañía.

GNS: Claro, claro, yo sólo puedo...

TO: Lo único que me haría seguir como cliente es que usted me confirmase que van a rescindir su contrato con esa empresa de telemarketing y pasárselo a otra. O mejor aún, volver a contratar y formar ustedes mismos a sus teleoperadores, que sería lo lógico. ¿Puede?

GNS: Eh, eh... No, claro.

TO: Pues entonces. En un sistema capitalista la libre competencia significa que me siguen dando por el culo, pero al menos puedo cambiar de polla de vez en cuando. *MUTE ON* La oigo aguantarse la risa. *MUTE OFF* Unión Fenosa también tendrá subcontratado su 902 con otra telemierding similar, pero al menos que me tomen el pelo otros.

GNS: Yo sólo puedo reiterarle una vez más mis disculpas y las de Gas Natural.

TO: Y yo le agradezco la atención prestada y la rapidez con que me ha atendido, pero el esfuerzo para lograr que lo hagan no me compensa.

GNS: Le entiendo. Le entiendo y lo lamento.

No sé cuántas veces se disculpó, pero fueron muchas. El documento donde iba registrando las llamadas era casi textualmente lo que he publicado en estas tres entregas. Se lo envié por correo y días después llamé para confirmar que lo había recibido. Le había hecho mucha gracia. Y, otra vez, se disculpó.

Como es posible que alguien le haga llegar esto a Secre Taria y como estoy seguro de que recordará la historia, aprovecho la ocasión para agradecerle sinceramente la atención, comprensión y diligencia con que atendió mi reclamación. Me sigue pareciendo inaceptable que una compañía subcontrate servicios básicos como la atención al cliente, pero debo reconocer que al menos el suyo fue un ejemplo de profesionalidad y compromiso que deberían aplicar a toda la empresa y exigir a sus subcontratas.

Esto ocurrió hace casi un año. Aún me imagino –y habría pagado por verlo– la cara del dueño de la empresa de telemierding que recibió la llamada de la secretaria. ¿Cuántas veces se habrá cagado en mis padres? Ni la mitad que yo en lo suyos.