18 de abril de 2006

HazteOír records presenta...


¿Demasiado bueno para ser verdad? Sí, vale, no es de verdad. Pero pásate por los foros de HazteRuín y dejarás de verlo tan descabellado.

16 de abril de 2006

Las emergencias y los gilipollas

Mirad qué bonita historia y qué mal escribe la Guardia Civil: Dos agentes de la Guardia Civil actúan de comadrones de un parto en plena calle.

Coño, qué bonito. Ese Nissan con las puertas abiertas y las luces girando, los agentes arrodillados con las camisas remangadas, las guerreras a modo de sábana bajo la parturienta, los tricornios a un lado, la gente del pueblo haciendo corro, el marido emocionado dando ánimos a su señora, un agente recibiendo instrucciones por teléfono y el otro entre las piernas de la parturienta:

CABO (con el teléfono): Sí... Sí... Ajá, entendido, ahora se lo digo. Muy bien, ¡empuje!

NÚMERO: A la orden, mi cabo. ¡Hala, p'adentro!

CABO: Tú no, idiota, la madre.

Y ese niño que va saliendo, esos cordones de zapatos reglamentarios pinzando el cordón umbilical (pagaría lo que fuese por esa foto), ese hostión benemérito al niño para que sepa de qué va este mundo, esa madre agradecida, exhausta, el pueblo rompiendo en aplausos... Es como "El Comisario" pero en verde.

Pero remontémonos al principio de los tiempos. Ese matrimonio era tan pobre que no debían tener dinero para condones, porque ya tenían cinco hijos y éste era el sexto. Ahí es nada. De mayores esos niños tendrán la conversación de un viejo chiste:

- ¿Que sois seis hermanos? ¡Caramba! A vuestra madre debéis tenerla en un altar, ¿no?

- ¡Nos ha jodido! ¡Si la bajamos mi padre se la folla!

Ah, ¿que a lo mejor los seis hijos eran buscados? Pues me extraña, porque resulta que eran tan pobres que tampoco tenían dinero para pagar un taxi en el que ir hasta el hospital. Que digo yo que si eres tan pobre que no tienes para un taxi en el que ir al hospital, no vas a ser tan irresponsable de traer al mundo seis hijos que difícilmente podrás mantener, ¿verdad? Pues sí, son tan irresponsables. O quizá son de HazteRuín, vete a saber.

¿Y de dónde se saca dinero para mantener seis vástagos cuando eres pobre? Pues quitándote de taxis, claro. Así que cuando la buena mujer se puso de parto, ¿qué hizo? Llamar al 112 y pedir una ambulancia que la llevara hasta el hospital a ella y a sus cinco hijos, que no tenía con quien dejarlos. Que digo yo que si después de cinco partos aún no has previsto 30 euros para un taxi ni localizar a un vecino o familiar que ese día se pueda hacer cargo de tus hijos, después de cinco partos... es que eres gilipollas.

La llamada le entra a una chica de... tachán tacháaan... ¡Qualytel Services! La empresa de tráfico de tecnoesclavos que tiene la subcontrata de la atención telefónica del SUMMA. Es decir, una chica puteada, con horarios criminales, turnos rotativos, poco sueldo, ninguna formación, vacaciones prorrateadas, maltratada por su empresa y obligada a que sus llamadas no duren más de un minuto. La parturienta pide una ambulancia para ella y su prole que la lleve hasta el hospital. Y la chica, según lo indicado por sus jefes, le dice que no, que se coja un taxi y que vaya por su cuenta. ¿Y por qué le dice eso? Me aventuro a responder sin haber hablado con la chica, sino por lo poco que sé del asunto y del funcionamiento de las ambulancias por mi curso de Técnico de Emergencias:

- Primero, porque no es urgente. Sólo ha sentido las primeras contracciones. Aún le queda un buen rato hasta dar a luz. Y después de cinco partos ya debería saberlo... salvo que sea gilipollas, claro.

- Segundo, porque no hay ambulancias para todos y podría haber otra cosa más urgente, digamos un accidente de tráfico con heridos, una reyerta con navajazos, un anciano con la cadera rota por una caída...

- Tercero, porque aunque le envíe una ambulancia ésta no puede transportar a la parturienta, los dos o tres sanitarios que van dentro y cinco críos. No puede por ley. No puede y punto. No puede y se acabó.

La parturienta se queda sin ambulancia y ¿qué hace? ¿Llama a un taxi? ¿Pide socorro a un vecino? ¿Hace dedo? No. El marido se lía a llamar una y otra vez al 112 para poner a parir a quien quiera que coja el teléfono y seguir exigiendo una ambulancia. Y después de hora y media la señora da a luz en plena calle.

Repito: después de hora y media.

90 minutos.

Un partido de fútbol.

Todo ese tiempo estuvo este matrimonio ejemplar reclamando una ambulancia en vez de buscando otro medio. Hasta que al final, claro, ya fue urgente. Llega la Guardia Civil y la atienden como habéis leido antes. Y como ya es urgente y hay un neonato, aparece... ¿una ambulancia? No, ¡toda una señora UVI! Y si ambulancias hay pocas, UVIs ni te cuento. Y hala, to's p'al hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. Y menos mal que no ocurrió nada realmente grave mientras la UVI hacía funciones de taxi para este matrimonio ejemplar.

Por cierto, ¿a qué distancia creerán ustedes que estaban del hospital? Pues esto ocurrió en Camarma de Esteruelas, que está a cinco kilómetros de Alcalá de Henares. Casi podían haber ido andando. ¿Cuánto puede costar un taxi de Alcalá a Camarma y de Camarma la hospital? ¿Diez euros? ¿Quince?

Y ahora viene la traca final. ¿A quién culpamos de lo ocurrido? ¿A Alberto Ruín-Faraón y Peranzaguirre porque en todos los años que lleva su partido gobernando en la Comunidad de Madrid aún no haya suficientes ambulancias? ¿Al gerente del SUMMA que dió la contrata de la atención del teléfono de emergencias a una subcontrata de mierda como Qualytel, denunciada varias veces en varias Comunidades Autónomas, en vez de formar sus propios profesionales, como sería lógico tratándose de algo tan importante como las emergencias sanitarias? ¿A la inexistente inspección de trabajo? ¿A los sindicatos que lo saben y no hacen nada? ¿A todos los ciudadanos que sabiéndolo ni siquiera escribimos un e-mail de protesta (sí, esto va por ti, lector)? ¿A ese par de tarugos que después de cinco embarazos aún no saben planear lo más básico? ¿A los Servicios Sociales por no quitar la custodia de sus hijos a ese par de irresponsables? ¿O culpamos a la teleoperadora por haberles dicho que debían ir al hospital?

La solución, si es que aún dudan, en Urgencias S.A..

5 de abril de 2006

Jazztel 20 pegas (12)

Ha pasado una semana desde que Jazztel me reactivó la línea ADSL de 6 meguitas. Todo funciona bien, casi a la perfección. Cada día, según vuelvo a casa, me siento a ver cómo se descargan uno tras otro los episodios de la mejor serie de la historia de la TV.

TO: Joder, si es que hasta parece que el eMule va más rápido. Esto es la gloria…

SENTIDO COMÚN: Sí, la verdad es que te veo bien.

TO: Hombre, tú.

SENTIDO COMÚN: ¿Molesto?

TO: Ya no: has perdido. Tus vaticinios han fracasado como los de Juan Dámaso.

SENTIDO COMÚN: Sí, eso parece. Lograste hablar con la propia Jazztel…

TO: ¡Con la mismísima secretaria del Director de Atención al Cliente!

SENTIDO COMÚN: Te reactivaron la conexión…

TO: El mismo día, ¡en apenas cinco horas!

SENTIDO COMÚN: Te cancelaron los dos pedidos de los 20 MB…

TO: Pim, pam, listo. Y tú que pensabas que era el acabóse…

SENTIDO COMÚN: Y hasta te han asegurado que te devolverán el dinero de los ocho días sin conexión.

TO: Ya ves. Ay, agorero, instinto de poca fe. La próxima vez, a ver si confías un poco más en mis poderes.

SENTIDO COMÚN: Sí, realmente estoy sorprendido. Ya no sé qué podría salir mal.

TO: ¿Mal? ¿Qué quieres decir?

MAMÁ DE TELEOPERADOR (MA.TO.): Ay, hijo, que se me olvidaba decírtelo, esta mañana ha llegado un paquete para ti.

SENTIDO COMÚN: Quiero decir que si te cancelaron los dos pedidos y los albaranes de esos dos pedidos…

TO: ¿Un paquete? ¿De quién?

MA.TO.: Pues no sé. Te lo he dejado detrás del ordenador, junto a la pared. Lo trajo SEUR.

SENTIDO COMÚN: O sea, si cancelaron los albaranes antes de que llegasen al almacén…

TO: ¿SE… SEUR?

MA.TO.: Sí, ahí lo tienes. Uno blanco, grande. ¿Lo ves?

TO: S-sí.

SENTIDO COMÚN: O si el almacén los canceló antes de enviarlos al transportista…

Miro detrás de la CPU y ahí está, agazapado. Lo saco despacio, como si manejase una bomba, y me quedo mirándolo. Es grande, es muy grande.

SENTIDO COMÚN: Porque si no, quizá te lo hayan enviado… Qué putada, ¿no? Que te envíen un segundo router.

TO: Calla.

SENTIDO COMÚN: Y que lo hayas aceptado, porque una vez que lo has aceptado…

TO: Calla.

SENTIDO COMÚN: … automáticamente te lo cobran en la próxima fac…

TO: ¡Que te calles, hostias!

SENTIDO COMÚN: Venga, ábrelo, no me tengas en vilo.

No puede ser. No puede ser. Carol, la de Atención al Cliente, me aseguró que lo había cancelado. Me lo aseguró. "Ya está completamente anulado su pedido de 20 Mb", esas fueron sus palabras. Tiene que ser otra cosa. Doy la vuelta al paquete. Ahí está la pegatina de SEUR. Origen: Jazztel.

SENTIDO COMÚN: Oups.

TO: ¡Dios!

Con un último rayo de esperanza, fuerzo una de las esquinas de la solapa del sobre para ver el interior. Hay una caja. En la esquina pone “Comtrend”. Es el router.

TO: ¡Dios! ¡Dios! ¡Joder! ¡Jodeeeeer! ¡Mierda puta!

SENTIDO COMÚN: Como dijo alguien: la próxima vez, a ver si confías un poco más en mis pod…

TO: ¡Que te jodan! ¡QUE TE JODAN! ¡Que os jodan a todos! ¡Mierdaputahostiaaaaa!

SENTIDO COMÚN: Eh, pero fíjate qué profesionales: ¡también está el teléfono inalámbrico de la oferta! Qué guay, ¿eh?

TO: ¡Cállate de un puta vez, cabrón!

Rabio unos minutos, me lío a puñetazos con las almohadas y cuando estoy más relajado, llamo al 1565.

PACA: Bienvenido al equipo Jazztel. Le atiende Paca. ¿En qué puedo ayudarle?

TO: Esta mañana he recibido un router que no he pedido de un contrato de 20 MB que había anulado, así que es un doble error vuestro, un error al cuadrado, la cuadratura del círculo erróneo. Por otra parte, como yo no estaba en casa, mi madre lo ha aceptado, lo que es un error mío por no haberla avisado de que lo rechazase. Tonto de mí, no prevenirla de que rechace algo que no he pedido. Así que ahora quiero que me digas a qué dirección debo devolver este router, porque imagino que una vez recibido intentaréis cobrármelo.

PACA: Sí, claro, por supuesto. Evidentemente, se le va a cobrar.

TO: *Mute on* Antes pasará un camello por el ojete de mi culo. *Mute off* No, evidentemente, no me lo vais a cobrar. Mira, Paca, si esto se sale de tu argumentario o sobrepasa tus capacidades, por favor, consúltalo con tu coordinador, ¿quieres?

PACA: Eeeh, sí, bueno… Un momento, por favor.

La Conga Cargante. Mirando el reloj, calculo que me tiene unos diez minutos con La Conga Cargante. O esta chica no sabe explicarse o su coordinador es un poco duro de mollera. O ambas cosas.

PACA: He consultado con mi coordinador y me confirma que, efectivamente, una vez que ha firmado la recepción del paquete se le pasa el cargo en la factura. Y no sé cómo podría usted devolverlo.

TO: ¿Que no sabes? *Mute on* Elegí un mal día para dejar los tranquilizantes. *Mute off* Paca, te aseguro que pase lo que pase, no voy a pagar un router que no he pedido y que no me hace falta, puesto que ya tengo un router idéntico. Sé que no debí recogerlo y asumo el error y la responsabilidad de devolverlo. No pienso pagar a SEUR para que os envíen algo que me sale más barato llevar yo mismo. Si se me cobra el paquete, devolveré el cargo. Si devuelvo el cargo, me cortarán el servicio. Si me cortan el servicio volvemos al primer problema que ya me resolvió Atención al Cliente, al de dirigirme directamente a Miguel Ángel Rodríguez, Dr. de Att. al Usuario, al Consejo de Administración de Jazztel, a la empresas accionistas de Jazztel, a la OCU, FACUA, a las emisoras y periódicos de cobertura nacional, a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, etc., y a interponer la correspondiente denuncia, contando todo ello detalladamente en webs de internautas, listas de correo, foros y blogs. Así que haz el favor de decirme dónde puedo devolver este paquete.

PACA: Eeeeh… eeeeh… Un momento, por favor.

La Conga Cargante. Otros diez minutos. El maldito cobarde cagón del coordinador no se pone, sino que vuelve a enviar a la pobre Paca.

PACA: ¿Oiga?

TO: Qué.

PACA: Sí… Eeeh… Que puede dejar usted el paquete en cualquier dirección de Jazztel.

Juro por todos los sufridos clientes de Jazztel que ésa fue su respuesta, palabra por palabra: “Cualquier dirección de Jazztel”.

TO: Ajá. Como por ejemplo…

PACA: Eeeh, cualquiera le vale.

TO: ¿Cómo las oficinas centrales de La Moraleja?

PACA: ¡Sí, ésa! Perfecto.

TO: Vale. ¿Y la dirección del almacén de donde salió el paquete?

PACA: ¿Eh? Ah… Pues… Sí, también le vale.

TO: Estupendo. ¿Y el almacén central de SEUR?

PACA: S-sí… Claro… Supongo que también.

TO: Supones. Vale. Es curioso, teniendo en cuenta que SEUR es otra compañía, no la propia Jazztel.

PACA: ¿Eh…? S-sí… No, pero sí… También le vale.

TO: Qué bien. O sea, que lo entrego y ya está, ¿no?

PACA: Eso es.

TO: ¿Y el justificante?

PACA: ¿Perdón?

TO: El justificante de que lo he devuelto.

PACA: Ah, sí, claro. Usted pida un justificante.

TO: Qué gran idea. Vale, lo pediré. Muchas gracias por tu información. Hala, ya eres libre.

PACA: ¿Cómo dic…?

Clic.

Llamo a SEUR al teléfono que figura en el albarán y les cuento la historia y mis intenciones. Me dicen que hay un plazo como de una semana en el que puedo pedir que vengan a por el paquete como si nunca lo hubiese aceptado, que ellos se encargan de devolvérselo a Jazztel y que es Jazztel quien corre con todos los gastos. Creo que esta opción me ofrece más garantías. De hecho, creo que sólo esta opción me las ofrece.

Sin embargo, habida cuenta de lo rápida y eficientemente que solucionaron el anterior problema cuando se hizo cargo la propia Jazztel, decido darle una oportunidad a Carol y le escribo un e-mail contándole la buena nueva de la venida a mi casa del router no deseado. ¡Y sólo tarda cuatro días en contestarme! Ésta es su respuesta, respetando la puntuación, gramática y sintaxis originales:
Estimado Teleoperador:

Le informo de que estoy haciendo seguimiento de su incidencia y hasta que no este todo solucionado no cerrare la incidencia, en relación al equipo que ha recibido no se preocupe que enviamos a un mensajero para que lo retire.

Por otra parte y en lo que respecta a los costes le aplicaré el descuento del 100% para que no se le facture nada.

Atentamente
Carol
Dpto. defensor al cliente