Quien calla otorga

«¿Cómo pueden pensar que desde la patria de Casanova y los playboys diría algo negativo de las ministras?», preguntó al público. «Sois el mejor regalo que Dios nos haya dado a nosotros los hombres», añadió antes de pedir un aplauso por sus palabras a las mujeres que asistían al encuentro. Berlusconi culpó a la prensa de tergiversar sus testimonios y aprovechó para criticar al diario El País, que publicó las fotografías de sus fiestas en la mansión de Villa Certosa, también en Cerdeña.

Un periodista español preguntó a Berlusconi sobre los casos con prostitutas y el dirigente italiano le interrumpió con un chusco «¿Tiene envidia, verdad?». Luego respondió que «todo son mentiras y calumnias» de la prensa y negó haber pagado por mantener relaciones sexuales. «En mi vida he tenido que dar dinero por una prestación sexual. A mí me gusta conquistar», declaró. «Quizá por eso tengo la admiración del 68,4% de los italianos», añadió Berlusconi.

LAS FIESTAS CON PROSTITUTAS

La víspera se había conocido que un empresario, Gianpaolo Tarantini, le organizó el otoño y el invierno pasados 18 fiestas con 30 prostitutas, y Berlusconi se refirió a él por iniciativa propia. «Tarantini vino a algunas cenas con mujeres guapas. Eran amigas suyas. Que se levante alguien y me diga que no es agradable cenar con personas que no están alejadas de la estética», inquirió. También se le preguntó a Berlusconi si esos escándalos le han llevado a pensar en algún momento en dimitir. Ni por asomo. “Sinceramente puedo decir que he sido el mejor presidente del Consejo de Ministros de Italia en 150 años”, soltó.

Ayer, después de que Berlusconi bromeara con que Zapatero no tiene que rendir cuentas sólo a su esposa sino también a sus ministras, el jefe del Ejecuto español optó por señalar que su colega italiano tiene un gran sentido del humor y que no duda de que se trata de bromas, y que así lo saben también las ministras españolas.

[La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda Elena] Salgado se ha acogido en la respuesta a "la cortesía" ante "el anfitrión" para justificar "el silencio" con que las dos mujeres y el presidente Zapatero soportaron las zafiedades del italiano.

(...) La ministra ha apuntado que estaban sentadas allí en calidad de representantes del Gobierno español y no podían "provocar un incidente diplomático", ha insistido cuando de nuevo ha sido requerida por los periodistas, que le han recordado que si bien el presidente Zapatero podía haber seguido con la cara de circunstancias, ella y Chacón habían tenido la oportunidad de encontrar un gesto, algo, que pusiera de manifiesto su incomodidad con las circunstancias. Más aún cuando toda la prensa ha publicado las fotos tomadas al inicio de la visita (...)

El resultado es que hoy toda la prensa, nacional e internacional, saca a las dos mujeres fuertes del Gobierno Zapatero riéndose y estrechando la mano al primer ministro italiano. De ahí el interés de Salgado en aclarar que "yo durante la rueda de prensa no me reí" (...)

Aunque no estaba previsto inicialmente en el programa, José Luis Rodríguez Zapatero realizó el jueves una breve visita a Villa Certosa, la mansión privada que Silvio Berlusconi posee en Cerdeña y epicentro del escándalo de fiestas y chicas que desde meses sacude al primer ministro italiano.

(...) 'Il Giornale', periódico propiedad del hermano de Berlusconi, aplaude a Zapatero por haberse atrevido a visitar el 'escenario del crimen'. "Hay una izquierda que no teme abrir aquella puerta. Es una izquierda que habla otra lengua y no se avergüenza de quitar el cerrojo de la censura a la villa del pecado. Es una izquierda curiosa de visitar Villa Certosa y ver qué efecto causa. (...)


Anda, que si me faltaban motivos...

Los becarios de la SER no son gilipollas

Cuando me dijeron el horario casi me caigo de espaldas. ¡De doce de la noche a las 8 y media de la mañana! ¿Y cuándo duermo? De nueve de la mañana a cinco de la tarde, me contestaron como la cosa más normal.

Ya hace unas cuantas semanas que comencé la aventura por la SER en Madrid. O mejor dicho, comencé la aventura del fin de semana en la SER. ¿Y en qué consiste?, se preguntarán. Muy sencillo... Consiste en trabajar de jueves a domingo,y en mi caso concreto, con turnos de noche que pueden ir desde las 3 de la madrugada, hasta las 3 de la tarde. Y sobra decir, que sin ningún plus por nocturnidad...

Parafraseando el chiste, quizá Pablo Manzano y Daniel Soriazu sean dos futuros periodistas, pero lo que es seguro es que son dos presentes felpudos. Han aceptado horario nocturno, horas extras, turnos de ocho horas, de fin de semana y funciones de auténtico trabajador, todo ello ilegal en una beca de formación como la que tienen. Pero lo han hecho por necesidad, por la desesperación de llegar a la profesión en época de EREs, no por falta de decencia, honradez, orgullo ni dignidad, que podría parecerlo.

Quien no tiene justificación posible, claro, es la Cadena SER. Y eso lo saben tanto Pablo y Daniel como su jefe (o uno de ellos) durante este verano, Gorka Zumeta, presentador del programa "De julio a septiembre", una de cuyas secciones es El blog del becario, donde estos chicos han escrito estas denuncias y donde el propio Zumeta las ha publicado. ¡Muy bien, rebeldes, bombardeando al enemigo desde dentro! ¡Anarkía, libertad!

Hace años conocí a una becaria que tenía el mismo horario que Daniel. Una noche redactó una noticia sobre un informe de UGT de la situación de los becarios en España y su uso y abuso por parte de las empresas. Leyó la noticia durante los boletines horarios de la noche y al día siguiente Carles Francino la usó para introducir el tema en su debate del Hoy por hoy. Y la chica, que llevaba diez horas trabajando, vio desde la pecera del estudio cómo Francino, Carlos Elordi, Magis Iglesias (titular ad hoc), Josep Ramoneda y demás se escandalizaban, denunciaban a esos explotadores y exigían inspecciones del ministerio. A mí me lo contó echando un cigarro en la terraza de la 8ª planta, medio rabiosa y medio incrédula por el papo de esa gente.

Así que lo saben. Saben que les están sodomizando. Los becarios de verano de la SER escriben como el culo (como Daniel) y hablan como un botijo, pero nadie es tan gilipollas como para no darse cuenta de cosas tan evidentes. Aunque quizá Gorka Zumeta sí, que hace poco entrevistó a un "médico" (las comillas son voluntarias) que recomendaba homeopatía y acupuntura contra la gripe A... que el propio médico había contraído días antes, y días antes llevó a otra psico-cantamañanas a que presentase su libro sobre la interpretación de los sueños, en pleno S. XXI y aún con esas...

Así que ya ves, hasta los becarios de verano de la SER son mejores que los de plantilla.