Moda Esperanza Aguirre

Esperanza Aguirre en noviembre de 2008 a su regreso de Bombay, donde un atentado casicasicasi nos libra de este bicho:
Esperanza Aguirre en calcetines
Un escaparate de la C. Carretas, hace dos días:
Moda Esperanza Aguirre
Sólo faltaba que la urraca casposa y retrógrada ésta encima sea trendy.

Día de la Blasfemia

Si vas paseando por Dublín y te caga una paloma, si estás en The Temple Bar y te pisa un borracho, o si te hartas de la intermitente lluvia durante todo el maldito año, mucho cuidado con gritar nada que incluya God, Christ, Allah o cualquier otro personaje mítico ni nada relacionado con sus cuentos para niños, porque desde el 1 de enero de este año blasfemar en público en Irlanda está castigado con hasta 25.000 €.

Vamos, que el Gobierno de Irlanda decidió que las ideas tenían derecho a protegerse de la difamación. Las ideas, ¿entienden?, no las personas que las defienden, no, las ideas. Pero las religiosas. Puedes ridiculizar el nazismo, el comunismo, el neo-liberalismo o el tai-chi, pero ojito con reírte del zombi extraterrestre que era a la vez su propio padre y una paloma o del tío de la toalla en la cabeza. Esa creencia sin la menor prueba de veracidad tiene más derecho a ser respetado que, por ejemplo, el curling, que es tan ridículo o más pero que al menos sabemos que existe. Consuela al menos el cachondeo que habrá si legalizan la religión jedi en Irlanda.

En respuesta a tamaña soplapollez legislativa, tan peligrosamente cercana (solapada, realmente) a la pura censura, el Center for Inquiry propuso celebrar el Día de la Blasfemia el 30 de septiembre. Quedan ocho días para que se celebre por segunda vez. Este año se la han cogido con papel de fumar y lo han renombrado como Día del Derecho a Blasfemar, Campaña por la Libertad de Expresión o algo así, que moleste menos. Personalmente creo que a una vergüenza de ley como esa hay que responder a cañonazos: Día de Cagarse en Dios, en Su Puta Madre y de Limpiarse con las Barbas del Profeta.

Yo tenía un plan A, que era comprar una Biblia y un Corán de segunda mano y estrenar la barbacoa. Alguien me sugirió añadir un libro de Dawkins o Darwin, para comparar las reacciones de los creyentes y de los sabedores, caso de que estos se molesten siquiera en reaccionar. Incluso pensaba arrancar unas cuantas hojas antes y darme una vuelta por el barrio para recoger algunas cacas de perro. O arrastrarlos enganchados al coche, como en el Oeste. Lamentablemente, y como era de esperar, mi plan es muy viejuno, de 2007:



Yo lo haría con más gracia pero ya está muy visto, así que tendré que pensar un plan B. En realidad ya está pensado, varios de los que me conocen en persona saben cuál es, pero requiere salir de casa varias veces, grabar con la cámara, escribir un guioncito, editar el vídeo, ponerle música... Vamos, que no esperen mucho; si llevo seis meses para terminar lo de Caja Madrid, que sólo es sentarme a escribir...

Pero no sean como yo, muevan el culo, hagan algo. Quemen esa estampita que tienen en un cajón, quiten la zurraspa del retrete con un crucifijo, dibujen a Mahoma en una compresa, roben agua bendita de una iglesia y échenla sobre una mezquita o mézclenla con whisky, hagan paté de queso con un poco de tocino y dénselo a un amigo musulmán, hagan un felpudo con páginas de la Biblia... Una de las que más me gusta es salir a la calle y regalar pastelitos a cambio de tu alma. Y si hacen algo, por favor, avisen.

Y recuerden: sólo Monesvol es dios y la única religión verdadera es el Pastafarismo. Ramén.

Revenge on the rocks

RECEPCIÓN: MultiAir, dígame.

TELEOPERADOR (TO): Buenos días. Con el Dpto. de Recursos Humanos, por favor.

RECEPCIÓN: Le paso.

RR.HH.: Recursos Humanos.

TO: Buenos días. Llamo para poner una queja contra uno de sus empleados.

RR.HH.: Eh... Oh... Ya... Eem...

Le ha pillado por sorpresa. Seguramente es la primera vez que le ocurre. Sí, yo soy así de original. Y de cabrón.

RR.HH.: Y... Eh... ¿Contra quién?

TO: Pues no lo sé, no tengo su nombre. Pero puedo darle datos para que le identifiquen.

RR.HH.: Y... Y... ¿Cuál es el motivo de su queja?

TO: Que ha estado a punto de matarme.

RR.HH.: ... ¿Perdone?

TO: Recuéstese y permita que le cuente...

Media hora antes, sobre las 15:00 h., El Teleoperador, a bordo de su potente motocicleta Kawasaki Vulcan 900 Classic, circula majestuoso y elegante entre el muy denso tráfico de la M-40 a esa hora, tanto que la velocidad de los vehículos no pasa de los 40-50 km/h. El punto concreto es el Nudo Sur, dirección A-5, aquí.

Es un punto complicado de la M-40 porque en muy pocos metros se incorpora por la derecha todo el tráfico proveniente de Mercamadrid y el Polígono Industrial de Vallecas y poco después el de la A-4 desde Madrid, mientras por la izquierda está la salida hacia la A-4 sentido Córdoba (sí, una salida en una autopista por la izquierda, en Madrid somos así de chulos y nuestros dirigentes así de gilipollas). Total, que hay un montón de incorporaciones y cambios de carril de última hora y de frenazos, todo aderezado por transportistas profesionales que creen que saben más que nadie y por muchos trabajadores empeñados en hacer Vallecas-Móstoles con vuelta rápida.

Como siempre, me coloco en el carril central para evitar tanto las incorporaciones con calzador de la derecha como los "Huy, mi salida" de la izquierda. Detrás de mí, una furgoneta blanca conducida por un profesional. Lo sé porque me va lamiendo el culo, así que es transportista profesional o chapero profesional. Me separo un par de metros más del de delante, sólo por tener margen de escape entre carriles por si acaso, que mi moto no gira como un scooter, y me mantengo siempre en la mitad derecha de mi carril como marca la DGT. Justo al pasar bajo la A-4 miro a la derecha los que se incorporan por ahí y todo bien, miro al retrovisor izquierdo para ver si...

TO: ¡¡HOSTIA PUTA!!

A mi izquierda, adelantándome dentro de mi carril está la furgoneta que tenía detrás segundos antes. Me pasa a poco más de tres dedos de distancia de mis defensas, mis alforjas y mi maneta de freno. La majestuosidad y elegancia se convierten en tal susto y giñote que a punto estoy yo mismo de recorrer esos tres dedos y darme contra él.

Instintivamente me voy hacia la derecha pero tengo que corregir inmediatamente porque por ahí también vienen coches y camiones, así que me quedo rozando la raya discontinua, entre ambos carriles. Y mi moto, repito, no entra alegremente entre carriles como un scooter, así que durante un par de segundos circulo acojonado esperando que la furgoneta pase sin empujarme más, que por la derecha me estén viendo bien y que por Dios, porfavorcito, no me resbale con las putas rayas.

La furgoneta termina de pasarme y yo vuelvo a mi carril con los huevos de corbata y obligándome a respirar otra vez. No puedo creerme que haya hecho lo que ha hecho para avanzar un mísero puesto en este maldito atasco. El susto se me ha pasado tan rápido como me ha venido el odio. Ahora lo que quiero es sacarle de la furgoneta a rastras y reventarle el cráneo a golpes de casco; ahora quiero romperle los dedos de las manos uno a uno; ahora quiero seguirle hasta donde sea y dejarme las botas en sus dientes.

Ese atasco de las 15 h. en la M-40 ya me lo conozco: se satura en el Nudo Sur y en la salida a la A-5, pero en medio se aligera un poco, así que escasos metros más adelante los coches aceleran y el espacio entre ellos aumenta, y una moto siempre revoluciona más rápido que una furgoneta, así que pongo el intermitente, le adelanto y me coloco delante de él. Sin hacer el cabra ni macarradas, que no lo necesito, dejando espacio al pasarle y dejando espacio al reincorporarme, como si no pasase nada. Y creo que eso le molesta aún más cuando por el espejo veo claramente su mirada de odio. Por supuesto, a partir de ahí circulo en to'l medio del carril, más chulo que un ocho, despatarrado en las plataformas y hasta un poco recostado, y sin dejar de controlarle casi tanto como al tráfico de enfrente, preparado para cambiarme de carril a la mínima.

Muy poco después intenta adelantarme y cambia de carril pegando un volantazo. El del carril izquierdo se lleva un susto como yo antes y le pita. Ya somos dos directos y varios indirectos a los que ha puesto en peligro. Empieza a acelerar. Yo, tranquilamente, me paso a la derecha y retuerzo la oreja a la moto un poco, que acelera rápidamente. Él adelanta a un coche y vuelve al carril central, yo adelanto a dos y también vuelvo, con lo que queda uno entre nosotros.

En poco más de un kilómetro (no duró más la cosa) he pasado por todo el menú degustación del puteo circulatorio: primero el terror por el susto y segundo la ira asesina. Así que llegando a mi salida me paso a la derecha y suelto el acelerador, esperándole. Él pasa a mi lado mirándome y yo suelto el puño del embrague, le apunto y disparo. Él levanta una mano y empieza a gritar algo, pero ya la diferente velocidad y dirección me impiden verlo claramente.

Lo que sí veo claramente es el nombre de su empresa en el costado de la furgoneta. Señor, hoy de postre tenemos venganza cruel con sirope de bilis en copa helada.

TO: Y así es como he llegado a vosotros, buscando el nombre en Google.

RR.HH.: Madre mía. Y dice usted que esto ha ocurrido...

TO: Sobre las tres de la tarde en el M-40 a la altura del Nudo Sur, sentido A-5.

RR.HH.: ¿Y tiene usted...?

TO: ¿La matrícula? Naturalmente, tome nota: 2972 DDR -digo saboreando cada letra, cada sílaba, cada número.

RR.HH.: ...DDR... De verdad que no sabe cuánto lamento lo ocurrido y tenga por seguro que se tomarán las medidas oportunas.

TO: Eso espero, que no caiga en saco roto...

RR.HH.: ¡No, no, descuide!

TO: ... y que tenga en cuenta el buen juicio y educación que estoy demostrando con esta llamada. Porque si alguna ha sufrido usted una cabronada como ésta...

RR.HH.: Sí, sí, yo también conduzco y sé lo que es.

TO: ¿Conduce usted un coche?

RR.HH.: Sí, por eso le digo que...

TO: Entonces, hágame caso, no sabe lo que es. A esa velocidad y en coche todo habría quedado en daños de carrocería. Yo voy en moto. A esa velocidad me tocan, caigo al suelo y el que viene detrás me pasa por encima. Hay una diferencia.

RR.HH.: Ah... Sí, claro...

TO: Aún así, si alguna vez le han hecho una cabronada, se puede imaginar el susto por el que he pasado.

RR.HH.: Desde luego, desde luego.

TO: Lo que quizá no ha vivido es el ansia de furia homicida que sentí después y que aún siento.

RR.HH.: Comprendo...

TO: Por eso espero que tengan en cuenta la amabilidad que estoy mostrando con esta llamada, cuando lo que de verdad, de verdad me apetece es ir a su delegación en Madrid, situada en la Av. Cámara de la Industria, número 22, Polígono Arroyomolinos de Móstoles, localizar la furgoneta y prenderle fuego.

RR.HH.: ... Eeh... Claro...

TO: Quiero suponer también que se dan ustedes cuenta del mastuerzo que tienen contratado que, primero, echa carreras en una autopista abarrotada, segundo, pretende ganar a una moto con una furgoneta, tercero, no le importa jugar con la vida ajena, cuarto, no se da cuenta de que lleva un logo enorme en la carrocería, con lo que deja el nombre de su empresa por los suelos, y quinto, además facilita la venganza vandálica de personas menos civilizadas que yo que puede causarles graves pérdidas económicas.

RR.HH.: ... Sí, no, si entiendo, claro... Yo pondré todos estos datos en conocimiento del Director de Recursos Humanos para que se tomen las medidas disciplinarias pertinentes.

TO: Hay más de 4.000.000 de parados ahora mismo, señorita, y yo conozco a varios que estarían mucho más comprometidos con su trabajo y la imagen de su empresa.

RR.HH.: Tiene usted toda la razón. Una vez más lamento lo ocurrido y si me pudiese enviar esta historia por mail, para tener una constancia...

TO: De mil amores.

No sé si harían algo o no, claro, al fin y al cabo sólo es mi palabra. Pero teniendo la hoja de trabajo del hijoputa de aquel día, sí pueden comprobar si la furgoneta estaba o tenía que pasar por allí a esa hora. Y si tenía, es muy raro que un pirao se tome la molestia de inventarse esta historia y llamar.

Vamos, que me gusta pensar que he contribuido al menos un poco a que un hijoputa se quede en paro.

(El nombre de la empresa, su dirección y la matrícula no son los auténticos.)

Infinito de infinita infinitud

Y abarcada en la plenitud pletórica de serse Dios todo cuanto es, y en la plenitud pletórica de poderlo ser todo ¡en infinitud!, por lo infinito en infinitud, a pesar de que la infinitud en Dios de atributos y de perfecciones, de realidad y de riqueza es tan exhuberante, tanto, tanto, tanto que es, por infinitud infinita y pletórica, de infinitudes infinitas de ser y de atributo infinito.

Cada atributo en Dios, cada perfección en Dios, rompe en infinitud infinita de infinitos atributos y perfecciones. Y Dios, en la familia eterna que Él de por sí mismo se es, tiene todo cuanto puede ser y es todo cuanto tiene en la posesión infinita de su serse eterno.
Sic, todo sic, lo juro.

La autora del anterior extracto es Mercedes Carreras Hitos, nombre que parece un capítulo del currículum de Fernando Alonso pero que ella prefirió cambiar por el de Madre Trinidad de la Santa Madre Iglesia, dando así comienzo a una fructífera carrera de redundancias que alcanzarían su máximo esplendor en el vídeo que más adelante les enlazo y que la llevaría a fundar la Obra de la Iglesia. Palmó el 18 de marzo de 2009 dejando un gran vacío en el mundo de los tapetes de ganchillo, las blusas muy cerradas, las rebecas y los hules. Afortunadamente nos dejó joyas imborrables del pensamiento (ejem) católico que hunden sus raíces en lo más profundo de la piel de toro.

Agárrense, que vienen curvas:

(Visto en LinkLog)

Spanish Solutions, S.A. (11)

También titulado "Cantabria from the past". Conversación mantenida hace un rato:

TELEOPERADOR (TO): Hola, buenos días, ¿hablo con el IES Cantabria?

CÁNTABRO FROM THE PAST (PAST): Sí, señor.

TO: Quería información sobre el Ciclo Formativo a Distancia de Emergencias Sanitarias, fecha de preinscripción, documentación...
NOTA: Los únicos Institutos que imparten dicho ciclo a distancia están en Santander y en Ceuta. Como vivo en Madrid, el concepto "a distancia" se disfruta en toda su amplitud. De paso, aprovecho la ocasión para saludar a Esperanza Aguirre y a su puta mierda de oferta educativa.
PAST: Ah, sí, el plazo empieza mañana, del 7 al 17 de septiembre.

TO: Estupendo. ¿Y qué documentación...?

PAST: Sí, lo tiene usted todo en la solicitud, que se puede recoger en secretaría.

TO: Bueno, también estará en la web, ¿no?

PAST: Huy, eso... No, no, ahí no lo va a encontrar.

TO: Ah, ¿y no me lo podrían pasar por e-mail?

PAST: ¿E-mail? Huy, no, no, eso aquí aún no ha llegado.

"Eso". A una web y al e-mail lo ha llamado "eso". Pues sí que está lejos Santander. Tanto que hasta hay cambio horario: hay que retrasar el reloj unos quince años. Me pregunto dónde tendrán alojada la web, porque al pie figura claramente info@iescantabria.com. Igual es una pegatina en un apartado de correos...

PAST: ¿Usted desde dónde llama?

TO: Desde Madrid.

PAST: Aah, ya... Y... ¿No podría usted pasarse por aquí a recoger el sobre?

TO: ¿...? ¿¡Por Santander!?

PAST: Sí, por la secretaría.

TO: Pues ahora mismo me viene un poco mal.

PAST: Bueno, entonces se lo enviamos por correo.

TO: *Mute on* Correo, correo... ¡Ah, aquello! Lo de los sobres y eso... *Mute off* Ya, pero si empieza el plazo mañana y luego yo también se lo tengo que enviar por correo...

PAST: Claro... ¡No, espere! También se lo puede usted bajar del Boletin Oficial de Cantabria del 10 de agosto...

O sea, está publicado en el pdf del BOC pero no lo han podido copiar y pegar en su propia web. Míticos, estos tíos son míticos.

TO: Vale, pues yo me lo bajo, lo relleno y se lo envío al e-mail este de su web... *Mute on* A ver si cuela... *Mute off*

PAST: Ah, no, no, tiene que enviarlo por correo ordinario.

TO: *Mute on* Correo viejuno, querrás decir. No ha colado. *Mute off*

PAST: Es que aquí no nos funciona la aplicación telemática para las solicitudes por e-mail, así que hay que meterlas a mano.

TO: Entiendo, se la envío por correo viejuno y ustedes la teclean al ordenador *Mute on* pero si la envío por e-mail ya no podéis teclearla... Corrijo: no entiendo. *Mute off*

PAST: Eso es, y luego también tiene que enviar una fotocopia del DNI...

TO: *Mute on* ... Que tengo escaneado y podría adjuntar al e-mail pero voy a tener que bajar a fotocopiarlo... *Mute off*

PAST: ... las calificaciones equivalentes a la ESO, que son las de 2º de BUP...

TO: Sí, bueno, el título de Bachillerato, entonces...

PAST: Mmm... Bueno, ese está por encima. Mejor las notas de 2º de BUP si las tiene.

TO: ¿...? Ah... Claro... No hay que pasarse...

PAST: Y una fotocopia de la vida laboral.

TO: Le envío la original. Total, me mandan una cada equis meses...

PAST: No, no, tiene que ser una fotocopia.

TO: ¿...? Una fotocop... Vale, vale, lo que usted diga.

PAST: Y todas las fotocopias tienen que estar compulsadas.

TO: *Mute on* ¡Una compulsa! Cuánto tiempo... Van 100 € a que este menda lleva manguitos. Gracias que no me ha pedido "xerocopias". *Mute off* Pues nada, ya se lo envío yo todo y muchas gracias.

PAST: No hay de qué.

TO: Suyo afectísimo y a los pies de su señora.

Clic.

Sr. Presidente, se lo ruego, la próxima vez que venga el presidente cántabro Miguel Ángel Revilla con su lata de anchoas y demás productos de la tierra, ¡coño, regálele un 486, que seguro que hay alguno apilado por ahí!

Asociación de ideas

ETA declara tregua

Es demagógico y facilón, vale, pero no he podido evitarlo, ha sido ver la portada de El País y me ha venido solo a la mente. En cualquier caso, el socialismo real en unos y otros viene a ser el mismo, así que ya puestos...

Francino, indignado con Francino

William Hague, ministro de Exteriores británico, saca un comunicado de prensa negando que sea homosexual. La prensa británica lleva días insinuándolo tras saberse que durante la última campaña electoral compartió habitación de hotel con uno de sus ayudantes. Y dirá usted: "Pos bueno, pos fale, pos m'alegro". Y yo. Y éste. Y todos. Bueno, todos los que no somos completos gilipollas.

Pues esta mañana en el Hoy por Hoy de la SER han montado un especial sobre esto. Carles Francino se ha escandalizado por ver un tema de braguetas en la prensa británica, pero no en los habituales tabloides infectos sino en periódicos serios, que parece que por allí todavía queda alguno, y se pregunta si la "prensa seria" (sí, mejor lo entrecomillo) se está contagiando del gusto por las secreciones ajenas de escoria como Jorge Javier Vázquez o Jordi González.

Más le valdría a Francino preocuparse por leer los teletipos completos y no sólo los titulares; de haberlo hecho -por ejemplo, éste de Europa Press- habría visto que además de bragueterío hay acusaciones de favoritismo, pues el ayudante sólo tiene 25 años y era nada menos que asesor especial del ministro y algunos dicen que no tenía preparación suficiente para ese cargo, y la cosa cambia aún más cuando te enteras de que el ministro está casado. Un ministro que se enrolla con su subordinado es una cosa; un ministro conservador, casado y secretamente homosexual que enchufa a su amante en un puesto pagado con dinero público para el que no está cualificado, es otra muy distinta.

Pero se han quedado en la cosa de la indignación profesional, la degradación del periodismo y ande-vamos-a-parar y todo con un aire como de "¿Cómo han podido caer tan bajo?" que resultaba chocante teniendo en cuenta que han empezado con el "I want your sex" de George Michael y han terminado con... Bueno, mejor lo escuchan. El especial completo está aquí y yo les dejo un resumen:

Si el tema es la posible degradación morbosa de la prensa, ¿me puede justificar alguien ese recopilatorio de escándalos? ¿No? ¿Nadie? Ya... Y cuando Ana Guantes dice "Me ha llamado la atención porque es que he entrado en el periódico...", ¿no te das cuenta, bonita, que se trata precisamente de eso, de que entres en el puto periódico? Clic, una visita más, otra impresión en pantalla, el Dpto. de Marketing te da las gracias y te ofrece también la última chorrada de Megan Fox.

¿Y qué tag le pongo a esto? ¿Cinismo, hipocresía, ceguera, tiés-más-viga-en-el-ojo-que-la-puta-torre-Eiffel...?