24 de diciembre de 2011

Su Majestad se intertextualiza

Esta tarde he llegado por pura chiripa a este vídeo. Es el discurso de Nochebuena del Rey de 1994 y en el fragmento del vídeo dice:
La ley es igual para todos, hombres y mujeres, tanto si ejercen actividades privadas como públicas. Pero existen unos deberes inexcusables de ejemplaridad para quienes tienen responsabilidades públicas. Estas explican que determinados comportamientos de corrupción hayan levantado sentimientos de justa inquietud e indignación, porque con el mal ejemplo que suponen erosionan la convivencia y relativizan el valor moral de la democracia.
Y esto es lo que ha dicho el Rey en el discurso de hoy mismo, hace unos minutos, aparentemente en referencia al sinvergüenza de su yerno Iñaki el mangarín:
me preocupa también enormemente la desconfianza que parece estar extendiéndose en algunos sectores de la opinión pública respecto a la credibilidad y prestigio de algunas de nuestras instituciones. Necesitamos rigor, seriedad y ejemplaridad en todos los sentidos. Todos, sobre todo las personas con responsabilidades públicas, tenemos el deber de observar un comportamiento adecuado, un comportamiento ejemplar.

Cuando se producen conductas irregulares que no se ajustan a la legalidad o a la ética, es natural que la sociedad reaccione. Afortunadamente vivimos en un Estado de Derecho, y cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. La justicia es igual para todos.
¿Me lo parece sólo a mí o el esperadísimo y comentadísimo mensaje de Navidad del Rey de cada año no es sino un refrito de alguno anterior? Por favor, que alguien se repase los discursos y lo mire, que a mí me da mucha pereza.

Su Majestuosísima Excelencia Señor Magneto, nos cuesta usted más de 8.000.000 de euros anuales aparte de partidas presupuestarias en cada ministerio. Para una vez al año que le vemos hacer algo parecido a currar, NO ME JODA Y ESCRIBA ALGO ORIGINAL, que tiene todo el puto año para hacerlo. Ah, y no mienta, la ley no es igual para todos.

12 de diciembre de 2011

Triodos invierte en timos

Fecha: 8/11/2011
De: El Teleoperador
Para: Triodos Bank

Soy cliente de Triodos Bank y estoy satisfecho con su planteamiento ético-responsable y con su servicio. O lo estaba. Ahora lo estoy un poco menos desde que he descubierto que Triodos invierte en clínicas homeopáticas y otras supercherías como el reiki, flores de Bach, acupuntura, etc. Por ejemplo:
- Centro Médico Europeo de Homeopatía y Salud Integral
- AB Clínica Medicina Integrativa

Brevemente, la homeopatía es un invento -no un descubrimiento- de un médico alemán, Samuel Hahnemann, a finales del S. XVIII. A pesar de lo muchísimo que ha avanzado la Ciencia desde entonces, la homeopatía se sigue basando en los dos principios básicos que dictó -no que descubrió- su inventor. En la Wikipedia hay un artículo bastante bueno del que extraigo esto:
Su premisa fundamental es "lo similar se cura con lo similar", asumiendo que lo que causa determinados síntomas puede curarse con algo que cause esos mismos síntomas.

La homeopatía afirma que cuanto más diluido en agua esté un ingrediente activo más potente se hace; proceso llamado "dinamización".
Hoy, dos siglos después, sabemos que ambos principios son falsos y ridículos:

1. No es verdad que "lo similar cura lo similar". De ser así, ante una diarrea lo mejor sería comer manzanas verdes, ante una intoxicación respiratoria lo mejor sería respirar más humo y ante una infección cutánea lo mejor sería echar agua estancada bien llena de gérmenes.

2. Y tampoco es cierto que "cuanto más diluido esté un ingrediente" más potente será. De ser así, más eficaz que tomarse una aspirina sería diluirla en una piscina olímpica y tomarse un vasito de ese agua.

Sin embargo, esos dos principios no han cambiado y la homeopatía los sigue fiel a ellos exactamente a como hace más de dos siglos, aunque jamás se haya demostrado que sean ciertos y sí cientos de veces que son falsos.

Abundando en el primer punto, el principio de los similares, Hahnemann no conocía la existencia de bacterias y microbios ni su relación con las enfermedades, ni los virus, ni el sistema inmune humano, todo son descubrimientos posteriores. Así que establecía las relaciones entre sustancias y enfermedades no buscando lo que causaba la enfermedad sino tan sólo los síntomas. Es decir, que cuando buscaba una sustancia contra la tos daba igual si era tos de fumar, gripe, tos ferina o tuberculosis; sólo importa el síntoma, no lo que lo causa. Hoy eso es una estupidez para cualquier médico pero sigue inmutable para la homeopatía.

Abundando en el segundo punto, el de las diluciones, una dilución normal y típica en un producto homeopático (me niego a llamarlos medicamentos) es 30CH, tal y como lo expresan en sus envases. Traducido, eso significa diluir 1 cc de la sustancia homeopática en 100 cc de agua, sacudir la mezcla y coger de ella 1 cc, que se vuelve a diluir en otros 100 cc de agua... y así 30 veces. Por cada vez que se hace, tenemos 1 parte de "medicina" por 100 partes de agua. Y cada vez que diluyamos hay que añadir dos ceros. Así que al final del proceso tenemos una molécula de medicina en 1.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000 de agua. Por comparar, para encontrar una sola molécula de medicina necesitaríamos juntar toda la materia presente en el Sistema Solar. Para una sola molécula.

Desde que se descubrió el número de Avogadro sabemos que en esa disolución ya no queda absolutamente nada del principio original, sólo es agua. Pero Hahnemann no lo sabía porque cuando inventó la homeopatía Avogadro aún no había descubierto su famoso número, ni sería ampliamente conocido en Europa hasta bastante después. Hoy lo sabemos, está comprobado y es uno de los conceptos básicos de la Química y la Farmacopea; aún así, los homeópatas siguen diluyendo sus sustancias hasta mucho más allá del número de Avogadro.

Los homeópatas justifican esas disoluciones infinitas argumentando que el agua tiene memoria, es decir, que "recuerda" la sustancia que hubo en ella y conserva sus propiedades gracias a las sacudidas que se hacen al diluir. Por supuesto, jamás han podido demostrar semejante bobada. Y tampoco han explicado por qué el agua sólo conservaría la memoria de "lo bueno" y no la de todas las heces, animales muertos, gérmenes y demás porquerías que lleva tocando desde hace miles de años.

Conclusión: la homeopatía es una bobada basada en suposiciones que se demostraron falsas hace mucho y que jamás ha demostrado su eficacia más allá del simple efecto placebo.

Los productos homeopáticos se venden todos sin receta. ¿Por qué? Porque no son medicamentos, no han pasado ningún control clínico que certifique que curen nada. Por eso mismo, en los prospectos y en la publicidad tienen prohibido decir que curen nada. ¿Por qué? Porque jamás han demostrado clínicamente que curen nada. De hecho, yo mismo hace un año participé en una protesta a nivel europeo contra la homeopatía que consistió en un "suicidio homeopático", donde me tomé entera una caja de somníferos Sedatif de los laboratorios Boiron. Y después de me fui de cañas. Es una prueba que estoy dispuesto a repetir delante de ustedes cuando quieran.

No quiero robarles más tiempo, pero sí les dejo algunos enlaces donde encontrarán más datos sobre esta estafa mayúscula que es la homeopatía:

- Una mirada histórica a la medicina mágica, científica y homeopática

- Informe sobre la homeopatía del Comité de Ciencia y Tecnología del Parlamento Británico, donde hasta un alto cargo de un laboratorio homeopático reconoce abiertamente que la homeopatía no funciona y que sólo la fabrican porque la gente la compra: artículo resumen e informe completo

- Selección de artículos sobre homeopatía en el diario El Correo.

- Y un vídeo, que siempre es más entretenido, de la serie "Escépticos" de ETB.

Saber que mi dinero se está invirtiendo en fomentar supercherías anticientíficas y estafas como la homeopatía, medicina ayurvédica, el reiki, las flores de Bach (Fundación Proyecto Dorado) o la acupuntura (Brinzal), ridículas en sus fundamentos y que jamás han podido probar su eficacia, hace que me plantee muy seriamente retirar mi dinero de Triodos, cerrar mi cuenta y convencer a las seis personas que se las abrieron conmigo de que hagan lo mismo.

Quiero pensar que no ha sido más que un error, una falta de análisis del proyecto que les presentaron en su día y que contrastarán lo que les digo con auténticos científicos que les demuestren el error que están cometiendo. Una cosa es apostar por la banca ética y otra muy distinta por la banca acientífica.

Espero impaciente su respuesta.

Fecha: 10/11/2011
De: C. L. S.
Para: El Teleoperador

Muchas gracias por contactar con nosotros y por ser tan sincero en su exposición. Lamentamos que no se sienta conforme con algunos de los préstamos realizados por el banco, pero es el riesgo que corremos al poner en práctica nuestra política de transparencia y decir a nuestros clientes en qué proyectos, empresas y organizaciones invertimos su dinero. Aunque esa política de transparencia es, por lo general, bien recibida y uno de los motivos básicos por los que nuestros clientes se deciden a operar con Triodos Bank, también entraña que, en ocasiones, alguien muestre su disconformidad con alguna de las financiaciones realizadas.

Triodos Bank tiene como misión mejorar la calidad de vida de las personas y el medio ambiente a través de su actividad financiera. Esto lo pone en práctica mediante su política de financiación, dirigida exclusivamente a empresas, organizaciones y proyectos reales de los sectores social, cultural y medioambiental. Dentro de esta política de financiación figuran iniciativas centradas en promover la salud de las personas con un enfoque más humano. En este sentido, cualquier proyecto de salud integral, que tenga en cuenta el bienestar del paciente y el cuidado de planeta es, en principio, susceptible de entrar en nuestra política de financiación.

Como usted menciona, entre nuestros clientes de préstamo contamos con algunas iniciativas que utilizan la homeopatía. Desde Triodos Bank queremos apoyar el desarrollo de las denominadas medicinas complementarias (homeopatía, medicina china, fitoterapia, naturopatía, osteopatía, quiropráctica, etc.) basadas en una imagen más integral y global del paciente, que amplía la visión más analítica de la medicina convencional, más orientada al tratamiento de enfermedades y sus síntomas que al paciente en su totalidad. En Triodos Bank no entramos a juzgar si un producto o una terapia es mejor que otra, esa elección corresponde a la libre decisión del paciente. La homeopatía es una medicina complementaria que sólo se práctica por médicos titulados, se vende en farmacias y está incluida en la asistencia sanitaria pública de la mayoría de los países de nuestro entorno, incluso después de varios referéndums recientes realizados en Suiza e Inglaterra.

En Triodos Bank optamos siempre por una aproximación positiva hacia aquellas propuestas de financiación que recibimos, buscando el impacto social positivo de la iniciativa o empresa objeto del préstamo. Y lo contamos de forma transparente, entendiendo que es nuestra responsabilidad decir a nuestros clientes qué se hace con su dinero.

Gracias de nuevo por enviarnos su comentario, que nos ayuda sin duda a replantear nuestro trabajo y esforzarnos por mejorar cada día.

Fecha: 10/11/2011
De: El Teleoperador
Para: C. L. S.

Gracias por su rápida respuesta, aunque hay algo que no entiendo y es que sigan ustedes justificando sus inversiones en homeopatía a pesar de que no han desmentido ninguno de los hechos que les expongo contra ella.
Dentro de esta política de financiación figuran iniciativas centradas en promover la salud de las personas con un enfoque más humano. En este sentido, cualquier proyecto de salud integral, que tenga en cuenta el bienestar del paciente y el cuidado de planeta es, en principio, susceptible de entrar en nuestra política de financiación.
Le agradecería que me explicase qué tiene de humano la homeopatía. Se inventó antes de conocerse los virus, el funcionamiento de las bacterias, el sistema inmune y la Química moderna. Y a pesar de todos estos descubrimientos y muchos otros que desmienten a la homeopatía ésta no ha modificado un ápice sus planteamientos. ¿Cómo una pseudociencia que no es más que un dogma de fe puede ser humana o enmarcarse dentro de la "salud integral", despreciando todo avance científico que ponga en duda sus planteamientos? ¿Y cómo pueden ustedes defenderlo?
Desde Triodos Bank queremos apoyar el desarrollo de las denominadas medicinas complementarias (homeopatía, medicina china, fitoterapia, naturopatía, osteopatía, quiropráctica, etc.)
Brevemente y obviando la homeopatía, de la que ya he dado sobrada información para demostrar su falsedad:

- Medicina china: si se refiere a la acupuntura, no existe ni un sólo estudio científico que avale que sirva ni cure nada, mientras que existen cientos de estudios que demuestran que no sirve para absolutamente nada. Tan sólo una vez una prueba en ratas de laboratorio demostró que pinchando en ciertas articulaciones se producía un efecto analgésico natural (dopaminas) que calmaba el dolor provocado por el pinchazo. Pero era un efecto temporal que no curaba nada y que, para colmo, pretendía calmar el dolor que provocaba el propio tratamiento.

- Fitoterapia: me gustaría que me aclarase a qué se refieren con esto. Si es a remedios médicos surgidos de las plantas, analizados, estudiados, sintetizados y dispensados en las dosis adecuadas para ciertas dolencias, ¡por supuesto, eso es la aspirina! Si se refieren a esas muestrarios de cestas de los mercadillos medievales con carteles de "para el olor de pies, memoria y riñon"... por favor, dígame que en Triodos son un poco más exigentes a la hora de repartir mi dinero.

- Naturoterapia: la presunción de que el cuerpo tiene a la propia salud y que las enfermedades son consecuencias de desequilibrios en la dieta, el stress, etc. Igualmente propugna curar las enfermedades a base de ayunos, dietas, masajes, ejercicios de relajación y similares. O sea, que el sarampión, la varicela, la rubeola, la arterioesclerosis, el cáncer, el SIDA, la sífilis, la mononucleosis, la hepatitis, los herpes o una simple gripe es consecuencia... ¿de que como mal, estoy estresado? ¿Y que con unos ejercicios y unos masajitos ya está? ¿Es que no ha oído el reciente caso de Steve Jobs, que pudo haberse operador su cáncer de páncreas de no haber sido tan estúpido de pasarse nueve meses intentando vencerlo con naturoterapia a base de batidos de frutas? ¿Es eso lo que propugna Triodos?

- La osteopatía defiende que la mayoría de enfermedades son consecuencia de problemas en los huesos, malas posturas, deformidades, etc., y que se pueden curar a base de corregir esas malas posturas. ¿Defiende Triodos que todos los miles de enfermedades infecciosas, degenerativas, autoinmunes, etc., son consecuencia de sentarse mal en el sofá? Su inventor, Andrew Taylor Still, defendía que el cuerpo tiene todas las herramientas necesarias para autocurarse. ¿De verdad cree Triodos que el cuerpo humano tiene ya herramientas para vencer al cáncer o al SIDA y que para activarlas basta con unos masajes?

- Quiropráctica: parecida a la anterior, ésta se la inventó un curandero estadounidense que decía que todos los problemas de salud del cuerpo provienen de malas posturas en la columna vertebral. Teóricamente, al recolocar las vértebras se acabó la enfermedad, ya sea una otitis o una soriasis. Aparte de la absoluta estupidez y falta de pruebas del planteamiento, ha habido gente que ha muerto y quedado paralítica por culpa de los peligrosos masajes vertebrales que defiende esta salvajada.

Por favor, estoy seguro de que en Triodos se toman muy en serio sus inversiones, así que doy por supuesto que deben contar ustedes con un comité científico que les asesore sobre estos temas así como con estudios científicos que avalen estas prácticas. Yo jamás los he encontrado, así que, por favor, ¿podrían enviarme ustedes los suyos? Quiero creer que Triodos se fía antes de la Ciencia que de un simple "a mí me funciona".
basadas en una imagen más integral y global del paciente, que amplía la visión más analítica de la medicina convencional, más orientada al tratamiento de enfermedades y sus síntomas que al paciente en su totalidad.
Cuando a mí me recetan algo para, por ejemplo, la gripe me preguntan si estoy tomando algo más, si soy alérgico a algo, si tengo algún problema de salud actual o crónico, etc. Y si hay algo que sea incompatible con el paracetamol, ibuprofeno, etc., me recetan otra cosa. A mí eso me parece una visión global e integral del paciente y su enfermedad, aunque igual no lo he entendido.
En Triodos Bank no entramos a juzgar si un producto o una terapia es mejor que otra, esa elección corresponde a la libre decisión del paciente.
¿En serio? ¿No creen que es un médico el que debe decirlo? ¿Y si el paciente cree que la mejor terapia es sajar las heridas como hace unos siglos? Y ese criterio suyo de "el paciente siempre tiene la razón", ¿también se aplica a la banca? Es decir, ¿vale cualquier cliente para decirles cómo deben invertir el dinero?
La homeopatía es una medicina complementaria que sólo se práctica por médicos titulados, se vende en farmacias y está incluida en la asistencia sanitaria pública de la mayoría de los países de nuestro entorno, incluso después de varios referéndums recientes realizados en Suiza e Inglaterra.
No es verdad. La homeopatía puede practicarla cualquier fulano porque, de hecho, los productos homeopáticos se venden sin receta, como le dije en mi anterior mensaje, no hace falta ningún médico. Que se venda en farmacias no significa nada, también se vendía la pulsera Rayma hace años o la Power-Balance hace bien poco, y tampoco servían para nada como ya se ha demostrado. Y sí, en Suiza ha habido un referendum; todos los comités científicos del país dijeron y demostraron que la homeopatía no servía para nada pero la gente votó que siguiera en la Seguridad Social. ¿Significa eso que la homeopatía funciona? ¿En serio lo cree? La mayoría de los españoles se declaran creyentes; ¿significa eso que exista Dios?
En Triodos Bank optamos siempre por una aproximación positiva hacia aquellas propuestas de financiación que recibimos, buscando el impacto social positivo de la iniciativa o empresa objeto del préstamo. Y lo contamos de forma transparente, entendiendo que es nuestra responsabilidad decir a nuestros clientes qué se hace con su dinero.
Me alegra leerlo. ¿Puede aclararme dónde está el impacto positivo en la ciudadanía en financiar presuntas medicinas que, a falta de pruebas, no funcionan? ¿Puede aclararme lo positivo de aproximarse siempre positivamente y sin el menor espíritu crítico? Y apelando a su transparencia, ¿puede aclararme qué personas discriminan los proyectos médicos y cuál es su formación académica?
Gracias de nuevo por enviarnos su comentario, que nos ayuda sin duda a replantear nuestro trabajo y esforzarnos por mejorar cada día.
Gracias a usted, espero impaciente su próxima respuesta con las referencias a los estudios científicos que avalen estas terapias y con los datos sobre las personas que les asesoran en temas de salud.

Hasta entonces, profundamente decepcionado y preocupado...

Fecha: 10/11/2011
De: C. L. S.
Para: El Teleoperador

Traspaso su email al Departamento correspondiente por si desde allí pueden darle más detalle o aclaración a sus dudas y opiniones.

Un saludo

Fecha: 21/11/2011
De: El Teleoperador
Para: C. L. S.

Ya hace más de diez días que me dijo usted que pasaba mi consulta al departamento correspondiente y aún no he recibido ninguna respuesta. ¿Debo entender que no va a haber ninguna respuesta y que por tanto la respuesta es el silencio?

Espero sinceramente que no sea así.

Fecha: 22/11/2011
De: C. L. S.
Para: El Teleoperador

El mismo día que le indiqué que reenviaba su email al departamento correspondiente lo reenvié. Acabo de volver a hacerlo.

Fecha: 24/11/2011
De: S. M. R.
Para: El Teleoperador

Con respecto a su pregunta, le hemos hecho llegar una respuesta sobre los proyectos de salud integral financiados por Triodos Bank. Lamentamos que no se sienta conforme con algunas operaciones realizadas por el banco, pero es el riesgo que corremos al poner en práctica nuestra política de transparencia y decir a nuestros clientes en qué proyectos, empresas y organizaciones invertimos su dinero. Aunque esa política de transparencia es, por lo general, bien recibida por nuestros clientes y uno de los motivos básicos por los que deciden operar con Triodos Bank, también entraña que, en ocasiones, alguien muestre su disconformidad con alguna de las financiaciones realizadas y lo exponga en medios públicos realizando sesgos o cortes que alteran el contenido de las comunicaciones.

Por otro lado y con el fin de dirigirnos a usted correctamente, le agradecemos que para próximas ocasiones nos indique su nombre completo, ya que con los datos facilitados no figura como cliente en nuestra base de datos.

Fecha: 24/11/2011
De: El Teleoperador
Para: S. M. R.

Gracias por su respuesta, si bien no es una respuesta a lo que pregunté. Por eso me tomo la libertad de resumir otra vez qué es lo que realmente estoy preguntando.

El Comité de Ciencia y Tecnología del Parlamento Británico ha pedido al Gobierno que la homeopatía sea expulsada del sistema público de salud tras demostrarse que nunca, jamás ha podido demostrar su eficacia. Incluso un alto cargo de la industria reconoció que vendían sus productos no porque funcionasen, que no funcionan, sino porque la gente los compraba. Como cliente, me resulta preocupante que mi dinero se invierta en clínicas que mañana podrían ser tachadas de fraudes por el Congreso de los Diputados.

Supongo que a Triodos también le preocupa esa posibilidad y el descrédito que supondría para sus gestores. Por eso estoy seguro de que en Triodos se informan y documentan bien sobre en qué empresas van a invertir mi dinero. Mis preguntas, por tanto, son:

1. ¿Qué estudios científicos tienen ustedes que avalen la homeopatía, tratamientos ayurvedas, reiki, etc.? Le agradecería que me los pasase, ya que yo no los encuentro.

2. ¿Qué personas deciden en qué proyectos de medicina alternativa se invierte, quiénes les asesoran y cuál es su formación académica y científica?

Respecto a mi nombre completo, sinceramente, no veo qué importancia puede tener para lo que estoy preguntando. Espero que Triodos siga apostando por su "política de transparencia" y no oculte una información básica para sus clientes sólo por quién firma la pregunta.

Fecha: 25/11/2011
De: S. M. R.
Para: El Teleoperador

Como usted sabe, Triodos Bank tiene una política de financiación clara y pública. Nuestros clientes han decidido libremente formar parte de este modelo de banca teniendo a su disposición toda la información sobre quiénes somos, qué hacemos y a quién financiamos. Entendemos que muchas personas no compartan la propuesta bancaria de Triodos Bank, pero no consideramos que sea nuestro papel tratar de convencer a nadie en un sentido u otro.

Como usted mismo puede comprobar, los proyectos que Triodos Bank ha financiado en el sector de la salud integral están promovidos por médicos occidentales titulados. La legislación española habla del consentimiento informado del paciente, que recibe información y recomendaciones del médico pero en última instancia decide qué hacer con su salud.

Le agradecemos que, en lo sucesivo, pueda identificarse para dirigirnos adecuadamente a usted.

Fecha: 25/11/2011
De: El Teleoperador
Para: S. M. R.

Gracias nuevamente por su respuesta aunque, me temo, sigue sin ser lo que pregunté.

Sé de la política de transparencia de Triodos, por eso precisamente pregunto, otra vez, si existe un comité científico o médico que examine los proyectos médicos antes de invertir en ellos y quién lo forma, o bien si cuentan con algún estudio científico que avale las terapias alternativas, cosa que yo nunca he encontrado.

Por su respuesta, el único aval con los que cuentan sus inversiones médicas es que el solicitante sea médico. Que Triodos invierta mi dinero guiándose sólo por el título académico del que lo solicita, como cliente no me resulta tranquilizador. Más intranquilizador aún es comprobar que Triodos desconoce que para administrar homeopatía no hace falta ser médico ya que, como dije mensajes atrás, los productos homeopáticos no son medicamentos y se venden sin receta, así que no hace falta ningún médico.

Por favor, por mi tranquilidad como cliente, respóndame: ¿con qué estudios o asesoramiento científicos cuenta Triodos para elegir sus inversiones médicas? Y si no los hay, y apelando a su política de transparencia, por favor, dígamelo también.

Y por lo de "dirigirse adecuadamente" no se preocupe, me siento muy adecuadamente tratado en cada una de sus respuestas.

Fecha: 29/11/2011
De: El Teleoperador
Para: S. M. R.

No he recibido respuesta a mi último mensaje y pregunta. ¿Debo entender que no la va a haber y que Triodos ha dicho su última palabra? Le ruego al menos esa confirmación.

Fecha: 29/11/2011
De: S. M. R.
Para: El Teleoperador

Le agradecemos que pueda identificarse para dirigirnos a usted como cliente.

Fecha: 29/11/2011
De: El Teleoperador
Para: S. M. R.

En ese caso, tomen mi consulta como la de un ciudadano interesado en abrirse una cuenta en Triodos y que pregunta por quiénes asesoran al banco en inversiones médicas y científicas.

¿Puede responderme ahora, por favor, o Triodos deja de ser transparente si no va uno con el DNI por delante? Porque empieza a dar la impresión -y perdone mi suspicacia- de que están usando mi apodo como excusa para no dar una explicación que me temo no tienen. Le ruego me demuestre que estoy equivocado.

ACTUALIZACIÓN:
Comentario de Triodos Bank
Fecha: 12/12/2011

Estimado Teleoperador:

Con respecto a este post, desde Triodos Bank respetamos su opinión sobre la homeopatía o cualquier otro proyecto que Triodos Bank haya financiado y de los que informamos con total transparencia a través de la web www.triodos.es. No obstante, le agradecemos que no mencione de manera explícita en este blog el nombre de dos empleadas que, en cumplimiento de su trabajo, le han hecho llegar las respuestas a sus preguntas y comentarios, como usted publica. Entendemos perfectamente que no comparta esta posición y no le satisfaga la respuesta, pero solicitamos que respete la privacidad de estas compañeras.

Quedamos a su disposición en nuestras oficinas centrales de Las Rozas en Madrid, donde estaremos encantados de atender sus dudas en persona.

Un cordial saludo,

Departamento de Comunicación de Triodos Bank

Comentario de El Teleoperador
Fecha: 13/12/2011

Sres. de Triodos:

Lamento el retraso en la publicación de su comentario. No ha sido deliberado sino un error del filtro anti-spam y no lo he visto hasta que un lector me lo ha comentado.

Respecto a su invitación, gracias, me alegra comprobar que mi anonimato ha dejado de ser un problema para dar explicaciones.

Lamentablemente vivo muy lejos de Las Rozas como para desplazarme hasta allí para algo que bien pueden contarme aquí. Además, una vez hechas públicas mis dudas, lo más justo para los lectores y, sobre todo, para ustedes es hacer también públicas las respuestas. Así pues, dense por invitados a responder aquí a la pregunta que -hasta ahora- no me han querido/sabido/podido responder, y que es:

¿Con qué estudios o asesoramiento científicos, si los hay, cuenta Triodos para elegir sus inversiones médicas?

Respecto a la privacidad de sus dos trabajadoras, me he asegurado de que no hay el menor rastro de datos personales en el post más allá del nombre con el que ellas mismas se dirigen públicamente al ciudadano en nombre de Triodos.

Comentario de Triodos Bank
Fecha: 14/12/2011

Buenos días:

Le solicitamos una vez más que por favor elimine los nombres de las empleadas de Triodos Bank que le han contestado a sus preguntas, así como sus direcciones de correo electrónico.

Gracias.

Triodos Bank NV S.E.

Comentario de El Teleoperador
Fecha: 14/12/2011

A quien firma como Triodos Bank:

Parafraseando, con el fin de dirigirme a usted correctamente, le agradeceré que para próximas ocasiones me indique su nombre completo, ya que con los datos facilitados no puedo constatar que sea usted realmente Triodos Bank.

Fecha: 14/11/2011
De: Sonia Felipe Larios
Para: El Teleoperador

Buenas tardes:

Como le hemos pedido públicamente en su blog, le solicitamos que por favor elimine los nombres de las empleadas de Triodos Bank que han contestado a sus preguntas, así como sus direcciones de correo electrónico. La difusión de estos datos no ha sido autorizada por dichas personas ni por la entidad en la que trabajan.

Le agradecemos que respete la privacidad de estas trabajadoras, que en ningún momento fueron informadas de que sus respuestas y datos de contacto iban a ser publicados en un medio online.

Si lo desea, tiene nuestro consentimiento para publicar este mensaje en su blog.

Cordialmente,

Sonia Felipe Larios
Directora de Comunicación

Fecha: 14/11/2011
De: El Teleoperador
Para: Sonia Felipe Larios

Muchas gracias por su respuesta. Procedo a borrar sus nombres y e-mails tal y como han pedido.

¿Podría usted hacer lo que no han hecho sus compañeras y responderme -en virtud de su política de transparencia- con qué asesoramiento científico cuenta Triodos Bank en temas de medicina para decidir en qué proyectos invierte? Porque, como ha podido ver, llevo más de un mes intentando que alguien me responda a esa pregunta.

Un saludo.
Twitter de Sonia Felipe Larios.

5 de diciembre de 2011

Joan Navarro sin vergüenza

Me considero uno de los principales impulsores de la mal llamada Ley Sinde. Había argumentos (algo mezquinos, pero los había) para que el Gobierno no se metiera en este charco. También los había para hacerlo de un modo distinto, por ejemplo reformando la Ley de Propiedad Intelectual. Una vez aprobada con un muy amplio nivel de consenso (PSOE, PP y CiU) también podía no haber impulsado el Reglamento, pero lo hizo, y este logró el apoyo la UE, el Consejo Fiscal, el CGPJ y el Consejo de Estado. Este último informe le llega ya a un Gobierno en funciones, que podía no haber pedido el apoyo del PP para su aprobación, pero lo hizo, y el PP apoyo. ¿Qué sentido tiene hacer una apuesta asi, lograr todos los apoyos políticos y jurídicos, y dejarlo todo en un cajón? Los cuatro twiteros que con el apoyo de unos pasmados medios de comunicación han supuesto la única oposición a esta medida, siguen criticando duramente al Gobierno que impulso la medida. Pero además, ahora se encuentra con la incomprensión y el desprecio de un mundo que le era próximo, como el de la Cultura. Menuda visión política
Las negritas son mías pero la estupidez (y ortografía) es de Joan Navarro (Eskup y Twitter).

Cuesta creer que dos años después de surgir el proyecto aún haya alguien que haya participado en el mismo tan sumamente desinformado sobre su miserable origen, vomitivo proceso, horror jurídico e indignante aprobación. Cuesta tanto... que no es verdad. Joan Navarro sabe muy bien que está mintiendo como un bellaco. Y no es la primera vez.

En diciembre de 2009, cuando se oye hablar por primera vez de la ley Sinde y surge el #manifiesto de respuesta, Joan Navarro es el director general de la infame Coalición de Creadores -aquí le tienen respondiendo al manifiesto (y mintiendo)- así que sabe muy bien de qué iba y qué se pretendía.

Hoy David Bravo nos recuerda cómo el 13 de diciembre de 2009 en Punto Radio Joan Navarro tuvo los cojonazos de negar la existencia de doce resoluciones de sobreseimiento que decían que las páginas de enlaces no cometen ningún delito, que directamente no existían. David tuvo que fliparlo porque en muchas de esas resoluciones el propio David era el abogado defensor. Si la estupidez que ha dicho hoy Joan Navarro te deja con la boca abierta, la de hace dos años ya es para que se te descoyunte. Éste es el audio y estas las resoluciones que, huy, pues sí que existen.

Miente también hoy Joan Navarro cuando dice que el Consejo General del Poder Judicial apoya la ley Sinde ocultando vilmente el repaso que el mismo CGPJ da justo en el corazón de la ley, es decir, el cierre administrativo de webs que no cometen ningún delito. Textualmente (pag. 39 del pdf):
Es el caso de los prestadores de herramientas de enlaces a páginas web, a los cuales, conforme al sentir de la mayoría de la doctrina y de la jurisprudencia menor que ha recaído sobre el tema, no se les puede atribuir una vulneración de derechos de propiedad intelectual por más que las páginas o contenidos a los que enlacen hayan sido ilícitamente subidos a la red en origen, ya que en rigor los enlazadores no estarían reproduciendo, comunicando públicamente ni efectuando en suma una conducta que pueda ser calificada como de explotación de derechos de propiedad intelectual. Dado este panorama, y aunque pueda ponerse en cuestión ese estado de opinión mayoritario, no tiene sentido establecer que el solicitante tenga que aportar datos sobre esos otros servicios o actividades frente a los que a la postre no va a ir dirigido el procedimiento
Como se suele decir, en toda la boca. Esto es lo que Joan Navarro entiende por un "apoyo".

Y hoy además Joan Navarro nos demuestra que no sólo miente como un bellaco sino que tiene una doble vara de medir tan repugnante como su displicencia al hablar de "cuatro twiteros", porque para él los miles de españoles (dejémoslo ahí) que protestamos desde hace dos años contra la ley Sinde somos eso, "cuatro twiteros", pero los 323 españoles que la aprobaron son "un muy amplio nivel de consenso". Y son 323 y ni uno más porque la ley Sinde no iba en el programa político de ningún partido y por tanto no fue refrendada por ningún votante.

Joan Navarro dimitió de la Coalición en 2010 y ahora trabaja en Llorente y Cuenca. En la sección Qué hacemos de dicha empresa se lee lo siguiente:
Decisiones informadas en beneficio de todos

Los reguladores toman decisiones que pueden suponer un riesgo para la competitividad de su empresa. La opinión pública es muy sensible a los rumores y se organiza de manera cada vez más rápida. Los grupos de interés imponen mucha presión a las empresas, pero también a las autoridades y administraciones públicas.

Ante un cambio en la legislación, un tema que acapara la atención del público o determinados movimientos sociales, su empresa debe tener una estrategia definida para ayudar a las autoridades a tomar decisiones informadas, establecer un diálogo constructivo con los actores sociales y hacer oír su voz.

En LLORENTE & CUENCA gestionamos y asesoramos las relaciones de su empresa con las administraciones públicas y ayudamos a éstas a dialogar con todos los sectores sociales que influyen o son afectados por sus decisiones, sean asociaciones, cámaras, ONGs o grupos de interés.

Sí, niños, hay gente en el mundo que hace esos gráficos, que escribe esas cosas, que gana dinero con ello y que además lo va contando por ahí como si nada, sin ocultarse. Y sus amigos y familiares les siguen hablando.

Como decía mi padre, yo jamás podría hacer algo así porque por las mañanas me afeito, y no podría empezar cada día viendo por la mañana la cara de un hijoputa en el espejo.